ZINNIA - Dosificación

Se aconseja evaluar a la paciente con examen clínico y ginecológico previo al comienzo del tratamiento. Se deben descartar enfermedades tromboembólicas (infarto de miocardio, trombosis venosa profunda, accidente cerebrovascular). Descartar embarazo. En tratamientos prolongados se aconseja efectuar controles cada 6 meses. Inicio del tratamiento: iniciar la toma el primer día del ciclo menstrual (primer día de menstruación). Tomar los 21 comprimidos y luego descansar 7 días. Es conveniente ingerir el comprimido a la misma hora todos los días (por ejemplo después del desayuno o cena) y comenzar siempre el envase siguiente el mismo día de la semana. Luego de completar los 21 días de tratamiento y en el período de descanso de 7 días se presentará, entre el segundo y cuarto día, una hemorragia similar a la menstruación. Los primeros signos de mejoría de los síntomas se manifiestan a los 3 o 4 meses del tratamiento. Cómo iniciar el tratamiento con ZINNIA: si no ha usado ningún anticonceptivo hormonal en el mes anterior: los comprimidos se empezarán a tomar el día 1 del ciclo menstrual (el primer día de sangrado). También se puede empezar en los días 2-5, pero en ese caso se debe usar adicionalmente en el primer ciclo un método barrera, durante los 7 primeros días de toma de los comprimidos. Para sustituir a otro anticonceptivo oral combinado: la mujer debe empezar a tomar ZINNIA preferentemente el día siguiente al de la toma del último comprimido activo de su anticonceptivo oral combinado anterior, o a más tardar el día siguiente al intervalo usual sin comprimidos o al intervalo en que tomaba grageas placebo de su anticonceptivo oral combinado previo. Para sustituir un método a base de progestágeno solo (minipíldora, inyección, implante): la mujer puede sustituir la minipildora cualquier día, si se trata de un implante, el mismo día de su retiro; si se trata de un inyectable, cuando corresponda la siguiente inyección. En todos los casos se le debe recomendar que utilice un método de barrera durante los 7 primeros días de la toma de ZINNIA. Tras un aborto espontáneo en el primer trimestre: se puede comenzar el tratamiento de inmediato. Tras el parto o un aborto espontáneo en el segundo trimestre: ZINNIA está contraindicado durante la lactancia. Se recomendará a la mujer que empiece a tomar los comprimidos el día 21 a 28 después del parto o de un aborto espontáneo del segundo trimestre. Si lo hace más tarde, se le debe aconsejar que utilice adicionalmente un método de barrera durante los 7 primeros días de toma de los comprimidos. Si la mujer ya ha tenido relaciones sexuales, se debe descartar la presencia de embarazo. Olvido de la toma de un comprimido: en el caso que se desee una acción anticonceptiva el olvido de un comprimido expone al riesgo de embarazo. En caso de constatar el olvido dentro de las 12 horas del horario habitual, tomar inmediatamente el comprimido y continuar luego normalmente en la hora habitual los días siguientes. Si el olvido se constata luego de 12 horas del horario habitual (olvido de más de 1 comprimido) o si se presentan vómitos o diarreas se continuará la toma de comprimidos en la forma habitual pero, como la anticoncepción no es segura, se debe utilizar método anticonceptivo no hormonal (de barrera, por ej. preservativo) hasta que se termine el envase. Si la hemorragia no se presenta en un ciclo de toma irregular (olvido de una toma) se debe descartar el embarazo antes de iniciar el próximo tratamiento. Falta de hemorragia: si durante los 7 días de descanso no se presenta hemorragia no se debe continuar el tratamiento sin consultar con el médico. Hemorragia intermenstrual: no se debe suspender el tratamiento. En general son hemorragias leves (manchado) y desaparecen espontáneamente. Si persisten se debe realizar un examen ginecológico.