ZINNIA - Advertencias

Este medicamento inhibe la ovulación y por lo tanto tiene efecto anticonceptivo, pero no debe ser utilizado por mujeres sin manifestaciones periféricas de androgenización. Los anticonceptivos orales con asociación de estrógenos-progestágenos aumentan el riesgo de padecer enfermedades tromboembólicas venosas o arteriales (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, trombosis venosa profunda y embolismo pulmonar). Antes de la utilización es necesario descartar factores de riesgo de tromboembolismo arterial o venoso. En el caso de tromboembolismo arterial hay factores que aumentan aún más el riesgo cuando están presentes: tabaquismo (consumo de más de 30 cigarrillos diarios) y edad avanzada. Por lo tanto se deberá evaluar riesgo-beneficio en pacientes a partir de los 35 años y aconsejar el abandono del hábito de fumar. El riesgo también aumenta con factores como: obesidad, dislipoproteinemia, hipertensión, valvulopatía cardíaca, fibrilación auricular, inmovilización prolongada y cirugía mayor. La presentación de los siguientes síntomas indican la necesidad de suspender la medicación: cefaleas importantes e inusuales, trastornos de la visión o audición, aumento de la presión arterial, signos clínicos de flebitis o embolia pulmonar, aumento de los ataques epilépticos, intervenciones quirúrgicas planificadas (es conveniente suspender 4 semanas antes), prurito generalizado. Ictericia o hepatitis. Embarazo. Inmovilidad prolongada por accidentes. Existe evidencia de un leve aumento del riesgo de cáncer de mama en pacientes que utilizan anticonceptivos orales. Este aumento de riesgo desaparece a los 10 años de haber suspendido su uso. Por otro lado, los anticonceptivos orales disminuyen el riesgo de cáncer de ovario y de útero. Se debe advertir a las mujeres que los anticonceptivos orales no protegen contra la infección por el VIH (SIDA), ni contra otras enfermedades de transmisión sexual. Basado en la presencia de lactosa se contraindica su uso en galactosemia congénita, síndrome de mala absorción de glucosa y galactosa o deficiencia de lactosa.