XALACOM - Interacciones

No se han realizado estudios específicos de interacción entre XALACOM y otras drogas. El efecto sobre la presión intraocular o los efectos conocidos de bloqueo beta sistémico pueden ser potencializados cuando se administra latanoprost-timolol a pacientes que ya recibieron un agente bloqueador betaadrenérgico oral, y el uso de dos o más agentes bloqueadores betaadrenérgicos tópicos no está recomendado. Existen reportes de elevaciones paradójicas en PIO después de la administración oftálmica concomitante de dos análogos de prostaglandinas. Por lo tanto, no se recomienda el uso de dos o más prostaglandinas, análogos de prostaglandinas o derivados de prostaglandinas. Ocasionalmente se han informado casos de midriasis cuando se administró timolol en conjunto con epinefrina. Existe posibilidad de que se produzcan efectos aditivos resultando en hipotensión, y/o bradicardia marcada cuando maleato de timolol se administra concomitantemente con: bloqueantes de los canales de calcio, medicamentos reductores de catecolaminas o agentes bloqueadores beta adrenérgicos, antiarrítmicos (incluida la amiodarona), glucósidos digitálicos, guanetidina. Se ha notificado mayor betabloqueo sistémico (por ejemplo, menor frecuencia cardíaca, depresión) durante el tratamiento combinado con inhibidores de la CYP2D6 (por ejemplo, quinidina, fluoxetina, paroxetina) y timolol. Los betabloqueantes pueden aumentar el efecto hipoglucemiante de los agentes utilizados para tratar la diabetes. (ver Advertencias). Embarazo y lactancia: Embarazo: Latanoprost: No existen datos suficientes sobre la utilización de latanoprost en mujeres embarazadas. Los estudios en animales han mostrado toxicidad reproductiva (ver Farmacología - Datos de Seguridad Preclínica). Se desconoce el riesgo potencial en seres humanos. Timolol: No existen datos suficientes sobre la utilización de timolol en mujeres embarazadas. No debe utilizarse timolol durante el embarazo salvo que resulte claramente necesario. Para reducir la absorción sistémica, ver Dosificación. Los estudios epidemiológicos no han revelado efectos relativos a malformaciones pero muestran un riesgo de retardo del crecimiento intrauterino cuando se administran betabloqueantes por la vía oral. Además, se han observado signos y síntomas de betabloqueo (por ejemplo, bradicardia, hipotensión, dificultades respiratorias e hipoglucemia) en el neonato cuando se han administrado betabloqueantes hasta el parto. Si se administra XALACOM hasta el parto, deberá vigilarse cuidadosamente al neonato durante los primeros días de vida. Por consiguiente, XALACOM no debe utilizarse durante el embarazo (ver Farmacología - Datos de Seguridad Preclínica). Lactancia: Los betabloqueantes se excretan en la leche materna. Sin embargo, en dosis terapéuticas de timolol en colirio, no resulta probable que aparezca una cantidad suficiente en la leche materna para producir síntomas clínicos de betabloqueo en el lactante. Para reducir la absorción sistémica, ver Dosificación. Latanoprost y sus metabolitos pueden pasar a la leche materna. Por lo tanto, XALACOM no se debe administrar a mujeres en período de lactancia. Efectos sobre la capacidad para conducir y operar maquinaria: Como sucede con otras preparaciones oftálmicas, la instilación de gotas oculares puede provocar visión borrosa transitoria. Hasta que se haya resuelto, los pacientes no deberán conducir o utilizar máquinas.