VIBRAMICINA - Advertencias

El uso de fármacos de la clase de las tetraciclinas puede causar decoloración permanente de los dientes (amarillo - gris - marrón) durante el desarrollo dentario, es decir, durante la última mitad del embarazo, la primera infancia y niños hasta los 8 años. A pesar de que esta reacción adversa es más común con el uso prolongado de los fármacos, también se ha observado luego de tratamientos cortos repetidos. Igualmente se ha constatado hipoplasia del esmalte. Por estos motivos, las drogas pertenecientes a la clase de las tetraciclinas no deben utilizarse en este grupo etario, excepto para el ántrax, incluyendo el ántrax por inhalación (post-exposición), a menos que otras drogas no se encuentren contraindicadas o no hayan resultado efectivas. Se han informado casos de diarrea asociada con Clostridium difficile (DACD) con el uso de casi todos los agentes antibacterianos, incluida la doxiciclina, cuya severidad puede variar en el rango de diarrea leve a colitis fatal. El tratamiento con agentes antibacterianos altera la flora normal del colon, llevando al crecimiento excesivo de C. difficile. El C. difficile produce toxinas A y B que contribuyen al desarrollo de DACD. Las cepas hiperproductoras de toxinas de C. difficile, constituyen causas de aumento de la morbilidad y mortalidad, ya que estas infecciones pueden ser refractarias a la terapia antimicrobiana y pueden requerir colectomía. La posibilidad de DACD debe ser considerada en todos los pacientes que presenten diarrea después del uso de antibióticos. Es necesaria una historia médica cuidadosa, ya que se ha reportado que la DACD puede presentarse luego de dos meses posteriores a la administración de los agentes antibacterianos. Si se sospecha, o se confirma DACD tal vez sea necesario suspender el tratamiento antibiótico no dirigido a C. difficile. Se deberá instituir un manejo adecuado de líquidos y electrolitos, suplementación de proteínas, tratamiento antibiótico contra C. difficile y evaluación quirúrgica, según esté indicado clínicamente. Todas las tetraciclinas forman un complejo de calcio estable, en cualquier tejido formador de huesos. Se ha observado una disminución de la velocidad de crecimiento de la fíbula en prematuros que recibieron tetraciclina oral en dosis de 25 mg/kg cada 6 horas. Esta reacción ha resultado reversible cuando se discontinuó el fármaco. Los resultados de estudios en animales indican que las tetraciclinas atraviesan la placenta, se encuentran en los tejidos fetales y pueden ejercer efectos tóxicos sobre el feto en desarrollo (a menudo relacionados con el retardo del desarrollo del esqueleto). También se han observado evidencias de embriotoxicidad en animales tratados a comienzos de la preñez. Si se usan tetraciclinas durante el embarazo, o si la paciente se embaraza mientras está tomando la droga, ésta debe ser advertida sobre el riesgo potencial para el feto. La acción antianabólica de las tetraciclinas puede causar un aumento de la urea plasmática. Los estudios hasta la fecha indican que esto no ocurre con el uso de VIBRAMICINA en pacientes con deterioro de la función renal. En algunas personas que toman tetraciclinas se ha observado fotosensibilidad manifestada por la reacción exagerada de una quemadura solar. Los pacientes que pueden estar expuestos a la luz directa del sol o a la luz ultravioleta deben ser advertidos de que puede ocurrir esta reacción con las tetraciclinas y el tratamiento debe discontinuarse ante la primera evidencia de eritema cutáneo.