VIASPAN® - Forma de administración

Preparación y Administración: Refrigerar la solución a 2° C a 6° C en hielo. Retirar el envoltorio exterior antes de usar. Apretar la bolsa para verificar que no presente filtraciones. Si se detecta alguna filtración, desechar la bolsa de la solución. Una vez retirado el envoltorio, inspeccionar visualmente la solución para detectar la presencia de partículas. No usarla si se observan partículas, precipitados o contaminación evidentes en la solución. Las bolsas que pasen la inspección visual deben filtrarse en el momento de usarlas con un Filtro en línea para transfusión sanguínea Pall (N° SQ40S) como se indica a continuación. Este es el único filtro que se recomienda utilizar con ViaSpan®. Inmediatamente antes de usar, para formular la solución final, agregar mediante una técnica aséptica los siguientes aditivos: 1. Penicilina G, 200.000 unidades. 2. Insulina común, 40 unidades. 3. Dexametasona, 16 mg. La glutationa, uno de los componentes de ViaSpan®, se oxida durante la conservación. Si se desea, se pueden agregar 0.922 g/l (3 mmol/l) adicionales de glutationa como solución recién preparada de glutationa reducida inmediatamente antes de usar. Retirar el tapón protector del puerto de salida del filtro e insertar la aguja del sistema de administración en el puerto con un leve movimiento giratorio. Abrir la pinza del sistema de administración. Retirar el tapón del puerto de la bolsa identificado como "puerto para el sistema de entrega/delivery set port". Retirar el tapón protector largo de la aguja del filtro e insertarlo con un leve movimiento giratorio en el "puerto para el sistema de entrega" de la bolsa. Sostener el sistema de administración en forma vertical por encima de la bolsa de solución, luego oprimir la bolsa de solución para llenar el filtro y el sistema de administración. Cerrar la pinza. Antes de conectarlo al órgano, el envase de la solución debe estar suspendido a una altura suficiente para permitir un flujo estable de solución y obtener velocidades de flujo de 30 ml/min como mínimo durante la irrigación. Abrir la pinza para comenzar la irrigación. La irrigación debe continuar hasta que el órgano esté uniformemente pálido y el efluente esté relativamente claro. Se debe utiliza un filtro por bolsa y los filtros no pueden volver a usarse.

Se debe colocar una cantidad adicional de solución en el envase donde se coloque el órgano. Sellar el envase mediante una técnica aséptica. El envase para la conservación del órgano debe mantenerse en un envase para transporte bien aislado. Se debe utilizar hielo para rodear el envase de conservación del órgano, pero no dentro del envase ya que el hielo podría entrar en contacto directo con el órgano. Los órganos de los donantes deben irrigarse con solución fisiológica para eliminar todo resto de ViaSpan® antes de la anastomosis (ver Precauciones). A fin de minimizar la presencia de residuos de la solución en el hígado, inmediatamente antes de la anastomosis se debe irrigar con un litro de solución de Ringer a través de la vena porta hepática.