TRYPTANOL 25 - 75 - Dosificación

Depresión - Consideración para la dosificación: La dosificación debe iniciarse en un nivel bajo e incrementarse gradualmente, observando cuidadosamente la respuesta clínica y cualquier evidencia de intolerancia. Dosificación inicial para pacientes ambulatorios: Usualmente es satisfactorio el uso de 75 mg de Amitriptilina por día en tomas divididas. Si es necesario, puede incrementarse hasta un total de 150 mg por día. Los incrementos se realizan preferentemente con las tomas de las últimas horas de la tarde o al acostarse. El efecto sedante es por lo general evidente en forma rápida. La actividad antidepresiva puede evidenciarse dentro de los 3 a 4 días o puede requerirse hasta 30 días para desarrollarse en forma adecuada. Alternativamente, comenzar el tratamiento con 50 a 100 mg de Amitriptilina preferentemente al anochecer o al acostarse, esta posología puede incrementarse en 25 a 50 mg según necesidad, hasta un total de 150 mg por día. Iniciar el tratamiento con 75 mg preferentemente al anochecer o al acostarse e incrementar, si es necesario, a 150 mg: 75 mg por la mañana y 75 mg por la noche. Dosificación para pacientes hospitalizados: Inicialmente pueden ser necesarios 100 mg por día. Puede incrementarse gradualmente a 200 mg por día si es necesario. Una reducida cantidad de pacientes hospitalizados podrá requerir la administración de 300 mg por día. Dosificación para pacientes adolescentes y añosos: En general, se recomiendan dosis más bajas para estos pacientes. En aquellos adolescentes y pacientes añosos que pudieran no tolerar dosis más altas, 50 mg diarios pueden ser satisfactorios. La dosis diaria requerida puede ser administrada tanto en dosis divididas como en dosis única, preferentemente al anochecer o al acostarse. Dosis de mantenimiento: La dosis habitual de mantenimiento es de 50 a 100 mg de Amitriptilina por día. Para terapia de mantenimiento, la dosis diaria total puede ser administrada en una dosis única preferentemente al anochecer o al acostarse. Cuando se ha alcanzado una mejoría satisfactoria, la dosificación debe reducirse a la cantidad más baja que mantenga el alivio de los síntomas. Es apropiado continuar la terapia de mantenimiento durante 3 meses o más para disminuir la posibilidad de recidiva. Enuresis: Se ha hallado que una dosis de 10 mg al acostarse es efectiva en niños por debajo de los 6 años de edad. En niños mayores, la dosificación debe incrementarse como sea necesario, de acuerdo con el peso y la edad. Los niños de 6 a 10 años de edad pueden recibir 10 a 20 mg de Amitriptilina por día. En el grupo de edad de 11 a 16 años puede requerirse una dosis de 25 a 50 mg. La mayoría de los pacientes responden en los primeros días de tratamiento. En aquellos que responden, existe una tendencia a un incremento en la mejoría a lo largo del tratamiento. Usualmente, se necesita un tratamiento continuado para mantener la respuesta hasta que se restablezca el control. Las dosis de Amitriptilina recomendadas para el tratamiento de la enuresis son bajas en comparación con las que se emplean para el tratamiento de la depresión, aún tomando en cuenta diferencias de edad y de peso. No debe sobrepasarse la dosis recomendada ni administrarse por un tiempo mayor a 3 meses. Esta medicación debe ser mantenida fuera del alcance de los niños. Niveles plasmáticos: Dada la amplia variación en la absorción y distribución de los antidepresivos tricíclicos en los fluidos corporales, es difícil correlacionar los niveles plasmáticos y el efecto terapéutico. Sin embargo, la determinación de los niveles plasmáticos puede ser de utilidad en la identificación de pacientes que evidencian tener efectos tóxicos y pueden tener niveles excesivamente altos o aquellos en que se sospecha falta de absorción o falta de cumplimiento. Los ajustes en la dosificación deben realizarse de acuerdo con la respuesta clínica del paciente y no sobre la base de niveles plasmáticos.