TROSYD* - Reacciones adversas

TROSYD* es bien tolerado luego de una aplicación local. No han sido observadas reacciones adversas sistémicas con la aplicación dérmica de esta droga. Se han informado síntomas de irritación local en algunos pacientes, usualmente en las primeras semanas de tratamiento y generalmente leve y transitoria. Sin embargo, si una reacción de hipersensibilidad se desarrrolla con el uso de TROSYD*, se debe discontinuar el tratamiento y se debe instituir una terapia apropiada. Aplicación/inyección/incisión/inserción: edema, dolor, prurito. General: reacción alérgica (incluyendo edema periférico, edema periorbital y urticaria). Sistema nervioso central y periférico: parestesia. Piel/apéndices: erupción bullosa, dermatitis, dermatitis de contacto, piel seca, trastorno en las uñas (incluyendo decoloración de la uña, inflamación perilingual y dolor de uñas), rash, exfoliación de la piel, irritación de la piel.