TAURAL EFERVESCENTE - Interacciones

A pesar de haber sido descripta su débil unión con el citocromo P-450 in vitro, la Ranitidina a las dosis recomendadas no inhibe la acción de las oxigenasas asociadas al citocromo P-450 en el hígado. Sin embargo, existen informes aislados sobre la posible modificación de la biodisponibilidad de algunas drogas por mecanismos no bien conocidos. Procainamida: La Ranitidina es sustrato del sistema renal de transporte de cationes orgánicos y puede afectar el aclaramiento de otras drogas eliminadas por esta ruta. En altas dosis, como las usadas en el síndrome de Zolllinger-Ellison, se ha demostrado que reduce la excreción de procainamida y N-acetilprocainamida, resultando en un aumento de la concentración plasmática de estas drogas. Aunque esta interacción es improbable con las dosis corrientes, es conveniente evaluar la toxicidad de la procainamida cuando se administre concomitantemente con dosis de Ranitidina mayores de 300 mg / día. Warfarina: Está descripta la posible variación del tiempo de protrombina (aumento o disminución) en pacientes que reciben concomitantemente warfarina. Debido, al índice terapéutico estrecho, se recomienda controlar el tiempo de protrombina durante el tratamiento concomitante con ambas drogas. La ranitidina puede alterar la absorción de drogas en las que el pH gástrico es un determinante importante de su biodisponibilidad. Esto puede resultar en un aumento de la absorción (por ej.: Triazolam, midazolam, glipizida, didanosina) o una disminución de la absorción (por ej.: Ketoconazol, atazanavir, delarvidina, gefitinib). Se recomienda administrar con precaución en el uso concomitante con atazanavir y gefitinib. No está recomendado el uso crónico de inhibidores H2 conjuntamente con delavirdina. Se recomienda un monitoreo clínico adecuado al iniciar y discontinuar el tratamiento con ranitidina en pacientes tratados con glipizida. La absorción de ketoconazol puede estar muy disminuída durante el tratamiento con Ranitidina. Se recomienda controlar si los pacientes presentan sedación excesiva o prolongada durante el tratamiento concomitante con midazolam o triazolam. Dosis elevadas de sucralfato (2 g) o antiácidos como el hidróxido de magnesio, aluminio o calcio administradas al mismo tiempo que la Ranitidina, podrían disminuir la absorción de esta última. Por lo tanto, se recomienda administrar estos medicamentos 2 horas después de la administración de Ranitidina. Pruebas de laboratorio: Puede dar resultados falsos positivos en la detección de proteinuria en análisis con tira reactiva (ej: Multistix®). Se recomienda utilizar la técnica del ácido sulfosalicílico.