SUSTANON 250 - Advertencias

Los médicos deberán considerar la realización de un control de los pacientes que reciben Sustanon antes de iniciar el tratamiento, cada 3 meses durante los primeros 12 meses y anualmente de allí en adelante para evaluar los siguientes parámetros: tacto rectal (TR) de la próstata y PSA para excluir hiperplasia prostática benigna o cáncer prostático subclínico, hematocrito y hemoglobina para excluir policitemia. En pacientes con enfermedad cardíaca, renal o hepática preexistente, el tratamiento con andrógenos puede causar complicaciones caracterizadas por edema con o sin insuficiencia cardíaca congestiva. Los andrógenos en general y Sustanon pueden aumentar la tolerancia a la glucosa y la acción anticoagulante (ver Interacciones). No existe evidencia suficiente para establecer una recomendación con respecto a la seguridad del tratamiento con ésteres de testosterona en hombres con apnea del sueño. Se deberá emplear buen criterio clínico y cautela. En niños prepúberes se deberá controlar el crecimiento de la estatura y el desarrollo sexual debido a que los andrógenos en general y Sustanon en dosis altas pueden acelerar el cierre epifisario y la maduración sexual. En el caso de reacciones adversas asociadas con los andrógenos, se deberá discontinuar el tratamiento con Sustanon y reanudarlo con dosis más bajas una vez resueltos los síntomas. El abuso de andrógenos para aumentar la capacidad deportiva conlleva serios riesgos para la salud y, por lo tanto, se deberá desalentar su uso. La seguridad y la eficacia no han sido determinadas adecuadamente en niños. Sustanon contiene alcohol bencílico y no deberá ser administrado a niños menores de 3 años de edad.