SOLFIDIN® FLASH - Dosificación

Adultos: La dosis inicial no debe exceder 1mg/día. La dosis de mantenimiento para adultos se sitúa habitualmente en el rango de 4 a 8 mg. Ancianos: Los ancianos son particularmente sensibles a los efectos de los fármacos centralmente depresores, pudiendo experimentar confusión. Se recomienda que la dosis inicial de SOLFIDIN® FLASH no exceda de 0,5 mg/día. Estas son las dosis diarias totales que deben dividirse en 3 o 4 dosis a intervalos durante todo el día. Si es necesario, se puede administrar dosis mayores a criterio del médico, hasta un máximo de 20 mg al día. La dosis de mantenimiento debe alcanzarse después de 2 a 4 semanas de tratamiento. Lactantes y niños: Para asegurar un ajuste de dosis óptimo, los niños deben recibir los comprimidos de 0,5 mg. La dosis inicial no debe exceder 0,25mg/día para lactantes y niños pequeños (de 1 a 5 años) y 0,5 mg/día para niños mayores. La dosis de mantenimiento normalmente cae dentro de los rangos: Escolares (5 a 12 años) - 3 a 6 mg; Niños pequeños (de 1 a 5 años) - 1 a 3 mg; Lactantes (0-1 años) - 0,5 a 1 mg. En algunas formas de epilepsia infantil, los pacientes pueden dejar de ser controlados adecuadamente con Clonazepam. El control puede ser restablecido mediante el aumento de la dosis o la interrupción del tratamiento con SOLFIDIN® FLASH por 2 o 3 semanas. Durante la interrupción de la terapia, puede ser necesaria la observación cuidadosa y otros fármacos. Modo de administración: El tratamiento debe iniciarse con dosis bajas. La dosis puede aumentarse progresivamente hasta que se encuentre la dosis de mantenimiento adecuada para cada paciente. La dosificación de SOLFIDIN® FLASH debe ajustarse a las necesidades de cada persona y depende de la respuesta individual al tratamiento. La dosificación de mantenimiento debe determinarse según la respuesta clínica y la tolerancia. La dosis diaria debe ser dividida en 3 dosis iguales. Si las dosis no se dividen por igual, la mayor dosis debe darse antes de retirarse. Una vez que el nivel de dosis de mantenimiento se ha alcanzado, la cantidad diaria puede administrarse en una dosis única por la noche. La administración simultánea de más de un fármaco antiepiléptico es una práctica común en el tratamiento de la epilepsia y puede llevarse a cabo con SOLFIDIN® FLASH. Puede ser necesario ajustar la dosis de cada medicamento para obtener el efecto óptimo. Antes de agregar SOLFIDIN® FLASH a un régimen anticonvulsivante ya existente, se debe considerar que el uso de anticonvulsivantes múltiples puede dar como resultado un aumento de los efectos no deseados. Al colocar los comprimidos en la boca, se desintegran rápidamente y se los puede ingerir sin líquido. Alternativamente, de ser conveniente o necesario, los comprimidos se pueden ingerir enteros con algo de líquido.