SEREVENT® DISKUS® - Interacciones

Los pacientes con obstrucción reversible de las vías aéreas deberán evitar los - bloqueantes no selectivos y selectivos, a menos que existan razones que hagan inevitable su uso. La coadministración de ketoconazol y Serevent® resultó en un aumento en la exposición del salmeterol plasmático (1,4 veces la Cmáx y 15 veces el ABC) y esto puede producir una prolongación del intervalo QTc. b2-agonistas de acción corta: En dos estudios clínicos de 12 semanas, a dosis repetidas en adolescentes y adultos (n=149), la necesidad promedio diaria de uso adicional de b2-agonistas en pacientes usando salmeterol en polvo para inhalar fue de aproximadamente 1 ½ inhalaciones por día. 26% de los pacientes de estos estudios usaban entre 8 y 24 inhalaciones de 2-agonistas de acción corta por día en una o más ocasiones. 9% de los pacientes de estos estudios promediaron más de 4 inhalaciones diarias en el curso de 12 semanas del tratamiento. No se observó aumento en la frecuencia de eventos cardiovasculares entre 3 pacientes quienes usaron un promedio de 8 a 11 inhalaciones diarias; sin embargo, la seguridad del uso concomitante de más de 8 inhalaciones diarias de b2-agonistas de acción corta con salmeterol polvo para inhalación no fue establecida. En 29 pacientes que experimentaron un empeoramiento del asma mientras recibían con salmeterol polvo para inhalar durante estos estudios, la terapia con albuterol administrado vía nebulización o aerosol para inhalación (una dosis en la mayoría de los casos) llevó a una mejoría en el FEV1 y no se observó un incremento en la ocurrencia de efectos adversos cardiovasculares. Inhibidores de la MAO y antidepresivos tricíclicos: Salmeterol debe ser administrado con extrema precaución en pacientes que estén siendo tratados con IMAOs o antidepresivos tricíclicos, o dentro de 2 semanas de la discontinuación de estos agentes, ya que la acción de salmeterol sobre el sistema cardiovascular puede ser potenciado por estos agentes. Cambios en el ECG y/o hipokalemia que puede resultar de la administración de diuréticos no ahorradores de potasio (como diuréticos de asa o tiazidas) pueden empeorarse con b-agonistas, especialmente cuando se excede la dosis recomendada del b-agonista. Aunque la significancia clínica de estos efectos es desconocida, se aconseja precaución en la coadministración de b-agonistas con diuréticos no ahorradores de potasio. Embarazo: La administración de drogas durante el embarazo solo debe ser considerada si se espera que el beneficio para la madre sea mayor que cualquier riesgo posible para el feto. Lactancia: Como hay una experiencia limitada acerca del uso de salmeterol durante la lactancia, no se recomienda su empleo en estos casos, a menos que los beneficios esperados superen cualquier riesgo potencial para el lactante.