Prospecto RIFADIN®

Composición
Cada cápsula contiene 300mg de rifampicina. Excipientes cs.
Indicaciones
Tuberculosis. Lepra. Infecciones estafilocócicas severas y meticilino-resistentes. Brucelosis. Portadores asintomáticos de N. meningitidis y H. influenzae. Otras infecciones causadas por gérmenes sensibles a la rifampicina.
Dosificación
a) Tuberculosis: administrar la rifampicina siempre con, por lo menos, otra droga tuberculostática/tuberculicida. a.1. Adultos, dosis recomendada: diariamente 10mg/kg, sin exceder los 600mg/día. Regímenes sugeridos. Quimioterapia de corto plazo, fase inicial (2 meses): administrar isoniacida, rifampicina, pirazinamida y estreptomicina o etambutol diariamente o 2 a 3 veces por semana, bajo terapia de observación directa; fase de continuación (4 meses o más): para organismos susceptibles, administrar isoniacida y rifampicina diariamente o 2 a 3 veces por semana bajo observación directa. En general, la terapia contra la tuberculosis debe continuar durante 6 meses y hasta que, por lo menos, hayan transcurrido 3 meses de conversión a cultivo negativo. Terapia a largo plazo: los pacientes con organismos resistentes a las drogas o con tuberculosis extrapulmonar pueden necesitar tratamientos más largos con otros esquemas de administración de drogas. Tuberculosis con infección por VIH: el tratamiento debe ser continuo durante un total de 9 meses, o por lo menos hasta 6 meses después de la conversión del cultivo. a.2. Niños (a partir de los 15kg, y según la dosis a administrar): 10 a 20mg/kg, sin exceder 600mg/día. b) Lepra: 600mg administrados diaria o mensualmente. Siempre administrar la rifampicina conjunto con por lo menos una droga específica contra la lepra. c) Infecciones por estafilococos meticilino-resistentes: 600-1200mg/día, divididos en 2 a 4 dosis. Administrar la rifampicina juntamente con al menos uno de los otros antibióticos adecuados al germen específico. d) Infecciones estafilocócicas severas: 600-1200mg/día administrados cada 12 horas, juntamente con por lo menos otro antibiótico adecuado. e) Brucelosis: 900mg/día diariamente, al mediodía. Siempre asociar la rifampicina con doxiciclina (200mg/día, con la cena durante 45 días). f) Portadores de meningococos. f.1. Adultos: administrar 600mg cada 12 horas durante 2 días o 600mg/día en una sola toma durante 4 días consecutivos. f.2. Niños (desde los 30kg): 10mg/kg/12 horas, durante 2 días, o 1 vez/día durante 4 días consecutivos (no exceder los 600mg/dosis). g) Portadores de H. influenzae: 20mg/kg/día en una sola toma (dosis diaria máxima 600mg) durante 4 días (niños a partir de los 15kg). h) Otras infecciones: 600-1200mg/día divididos en 2 o 4 tomas, según la severidad del cuadro. Para prevenir la aparición de cepas mutantes resistentes, siempre administrar la rifampicina junto con otro agente antibacteriano adecuado a la sensibilidad de el/los germen/es presente/s. Administración: oral, 30 minutos antes de las comidas o dos horas después. Ingerir las cápsulas enteras, con suficiente cantidad de agua.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad conocida a las rifampicinas o a cualquier otro componente. Lactancia.
Reacciones adversas
a) Que pueden presentarse tanto con tratamiento diario como intermitente: prurito y eritema con o sin erupción; en casos raros urticaria y reacciones cutáneas de hipersensibilidad más severas; raramente reacción penfigoide, eritema multiforme con síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica y vasculitis. Anorexia, náuseas, vómitos, malestar abdominal, colitis pseudomembranosa, diarrea y hepatitis. Trombocitopenia con o sin púrpura, reversible si la droga se suspende al aparecer púrpura (casos de hemorragia cerebral y muerte cuando la administración de rifampicina se continuó o se reinició después de la aparición de púrpura). Raramente, psicosis, coagulación intravascular diseminada, agranulocitosis, insuficiencia adrenal en pacientes con función adrenal comprometida. Incapacidad para concentrarse, confusión mental, cambios de conducta, entorpecimiento general. Eosinofilia, leucopenia, edema, debilidad muscular y miopatía en un pequeño porcentaje de pacientes. Trastornos ocasionales en el ciclo menstrual. Fatiga, ataxia, somnolencia, alteraciones visuales. b) En caso de tratamiento intermitente: síndrome seudogripal. Disnea y sibilancias. Hipotensión y shock. Anafilaxia. Anemia hemolítica aguda. Falla renal aguda. Elevación del BUN y ácido úrico. Raramente hemólisis, hemoglobinuria, hematuria e insuficiencia renal.
Precauciones
Someter a los adultos tratados contra la tuberculosis con rifampicina a exámenes basales de enzimas hepáticas, bilirrubina, creatinina sérica, examen sanguíneo completo y recuento plaquetario (estimado). Observar a los pacientes por lo menos una vez al mes durante el tratamiento. Para el tratamiento de la tuberculosis, usualmente se administra la rifampicina en forma diaria. La administración de dosis superiores a 600mg/día, 1 a 2 veces por semana tuvo como resultado mayor incidencia de reacciones adversas incluido el "síndrome seudogripal", reacciones hematopoyéticas, cutáneas, gastrointestinales, reacciones hepáticas, disnea, shock, anafilaxia y falla renal. Estudios recientes han indicado que el uso de rifampicina hasta 600mg/día, 2 veces por semana más 15mg/kg de isoniacida es mucho mejor tolerado. La rifampicina tiene propiedades inductoras enzimáticas que pueden aumentar el metabolismo de sustratos endógenos, inclusive hormonas, y vitamina D. Puede también exacerbarse la porfiria. La ingesta del producto puede producir coloración rojiza de orina, esputo y lágrimas, y las lentes de contacto blandas pueden teñirse de manera permanente. Sistema hepático: prescribir a los pacientes con la función hepática deteriorada sólo en caso de necesidad y mantener estricta supervisión médica; suspender inmediatamente la rifampicina si se detectan signos de daño hepatocelular; puede aparecer hiperbilirrubinemia en los primeros días del tratamiento. Reacciones inmunológicas/anafilaxis: cuando la rifampicina se administra en forma intermitente (menos de 2-3 dosis por semana) pueden presentarse reacciones inmunológicas (inclusive anafilaxis). Advertir a los pacientes de que no interrumpan el tratamiento y controlarlos atentamente.
Interacciones
El tratamiento de la tuberculosis en pacientes con VIH que reciben antirretrovirales es complejo y debe ser determinado por un médico especialista. La rifampicina puede acelerar el metabolismo y reducir la actividad de otras drogas metabolizadas por el citocromo P-450, por lo que pueden requerir el ajuste de sus dosis. Drogas metabolizadas por este complejo enzimático (ejemplos): algunos anticonvulsivantes, antiarrítmicos, antipsicóticos (ej. haloperidol), antiestrogénicos, anticoagulantes orales (por ej., warfarina), antifúngicos, inhibidores de proteasa, barbituratos, betabloqueantes, bloqueantes de los canales de calcio, cloranfenicol, claritromicina, corticosteroides, ciclosporina, glucósidos cardíacos, clofibrato, anticonceptivos hormonales sistémicos, dapsona, benzodiacepinas, doxiciclina, estatinas metabolizadas por el CYP 3A4, fluoroquinolonas, hipoglucemiantes orales (ej. sulfonilureas), irinotecán, levotiroxina, losartán, analgésicos narcóticos, metadona, estrógenos, progestágenos, gestrinona, prazicuantel, quinina, riluzol, antagonistas selectivos del receptor 5HT3, tacrolimus, telitromicina, tiazolidinedionas, teofilina y antidepresivos tricíclicos. Se aconseja utilizar métodos de control de la natalidad no hormonales (no anticonceptivos orales). Otras: atovacuona, ketoconazol, enalapril (menor concentración del metabolito activo), antiácidos y halotano (evitar el uso concomitante con este último). Tratamiento con rifampicina e isoniacida: riesgo de hepatotoxicidad (controlar cuidadosamente). Interferencia con análisis de laboratorio y de diagnóstico: los niveles séricos terapéuticos de rifampicina pueden inhibir los métodos microbiológicos de dosificación de folato y vitamina B12 en suero. Se ha observado elevación transitoria de la bilirrubina sérica. RIFADIN® puede deteriorar la excreción biliar de los medios de contraste usados para la visualización de la vesícula biliar. Pruebas para opiáceos: reactividad cruzada y falsos positivos cuando se usó el método KIMS. Embarazo: utilizar sólo si el beneficio potencial para la mujer embarazada o fértil justifica el riesgo potencial para el feto. Lactancia: suspender la lactancia o la droga para la madre.
Sobredosificación
Concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los Centros de Toxicología.
Presentación
Cápsulas x 8.
Nota
Información completa para su prescripción disponible a su solicitud.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *