RIDRON PACK - Reacciones adversas

Risedronato sódico: se enumeran a continuación los eventos adversos observados con una incidencia ≥2% y superior a placebo en un estudio clínico doble ciego, multicéntrico, de 1 año de duración, en mujeres con osteoporosis posmenopáusica tratadas con 35mg de risedronato una vez a la semana. No se ha demostrado la relación causal de estos eventos con la droga. Cardiovasculares: hipertensión, síncope, vasodilatación. Gastrointestinales: constipación, dispepsia, náuseas, diarrea, gastroenteritis, flatulencia, colitis, trastornos gastrointestinales, vómitos. Musculoesqueléticas: artralgia, mialgia, bursitis, fractura ósea traumática, artritis, dolor óseo. SNC: mareos, ansiedad, depresión, neuralgia, vértigo. Respiratorias: faringitis, bronquitis, sinusitis, tos incrementada, neumonía, rinitis. Piel y anexos: rash, prurito. Sensoriales: cataratas. Urogenitales: infección del tracto urinario. Otras: infección, dolor de espalda, dolor abdominal, astenia, dolor torácico, neoplasias, síndrome gripal, cefaleas, reacciones alérgicas. Carbonato de calcio: ocasionalmente pueden presentarse trastornos gastrointestinales de carácter leve (constipación, diarrea, náuseas, flatulencia, intolerancia gástrica). A las dosis recomendadas, raramente se han descrito hipercalcemia o litiasis renal. En tratamientos prolongados, dosis de calcio superiores a 2.000-2.500mg diarios de calcio elemental pueden favorecer la aparición de síndromes hipercalcémicos o litiasis renal. Los síntomas tempranos de hipercalcemia son: constipación severa, sequedad bucal, cefalea, polidipsia, polaquiuria, poliuria, irritabilidad, pérdida del apetito, gusto metálico, depresión mental, fatiga, debilidad, náuseas y vómitos (más frecuentes en niños y adolescentes). Los síntomas tardíos de hipercalcemia son: dolor óseo, orina turbia, hipertensión arterial, somnolencia, confusión, hipersensibilidad ocular o cutánea a la luz especialmente en pacientes hemodializados, prurito generalizado, arritmias cardíacas, bradicardia, taquicardia, náuseas, vómitos, poliuria, polaquiuria, psicosis, pancreatitis, pérdida ósea. En la hipercalcemia severa, se puede observar acortamiento del intervalo QT en el ECG.