Prospecto REDIUN-E 25 / 50 / 100

Composición
REDIUN-E 25: cada comprimido ranurado contiene: espironolactona 25mg. REDIUN-E 50: cada comprimido ranurado contiene: espironolactona 50mg. REDIUN-E 100: cada comprimido birranurado contiene: espironolactona 100mg.
Indicaciones
Trastornos edematosos. Insuficiencia cardíaca congestiva. Cirrosis y síndrome ascítico edematoso. Síndrome nefrótico. Hiperaldosteronismo primario. Hipertensión arterial. Insuficiencia cardíaca congestiva: especialmente pacientes bajo tratamiento con digitálicos y en los que existe el riesgo de desarrollo de hipopotasemia inducida por diuréticos. Síndrome nefrótico: en los que las medidas habituales como la restricción del agua y sal, así como los diuréticos clásicos no brindan los resultados adecuados. Hipertensión esencial: la espironolactona será administrada junto con otros antihipertensivos cuando los medicamentos comunes no produzcan la respuesta esperada o sean mal tolerados. Hipertensión en caso de hiperproducción de aldosterona, de hipopotasemia y de alcalosis metabólica. Diagnóstico y tratamiento del hiperaldosteronismo primario.
Dosificación
Se recomienda administrar una vez al día con el desayuno (los alimentos no interfieren su absorción). De ser necesario, la dosis puede ser fraccionada. La dosis de mantenimiento debe ser determinada individualmente. El ajuste de dosis deberá realizarse cada 2 semanas (o como mínimo cada 5 días). Se sugiere el siguiente esquema posológico: trastornos edematosos en adultos (insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática o síndrome nefrótico): se recomienda una dosis diaria inicial de 100mg de espironolactona administrada en dosis simples o divididas; no obstante, ésta puede variar de 25 a 200mg diarios. Cuando se utiliza como único diurético, la espironolactona debe tomarse al menos durante cinco días al nivel de dosificación inicial, luego de lo cual la dosis puede ajustarse hasta el nivel terapéutico óptimo o al nivel de mantenimiento. Administrar en dosis diarias simples o divididas. Si luego de cinco días no se observa una adecuada respuesta diurética a la espironolactona, puede sumarse al tratamiento otro diurético que actúe más próximamente en el túbulo renal. Generalmente, y debido al efecto aditivo de la espironolactona en combinación con dichos diuréticos, en el primer día de tratamiento combinado ya se verifica un aumento de la diuresis. El tratamiento combinado se indica cuando es necesaria una diuresis más rápida. No debe modificarse la dosis de espironolactona cuando se agrega otro diurético al tratamiento. Insuficiencia cardíaca congestiva: la dosis diurética habitual en casos de insuficiencia cardíaca global y derecha es de 100mg diarios. En casos difíciles o severos la dosis puede aumentarse gradualmente hasta 200mg por día. Una vez que el edema está controlado, la posología puede reducirse. La dosis habitual de mantenimiento es de 25-200mg por día. Cuando se utilice el producto con el objeto de bloquear el escape de aldosterona en pacientes con insuficiencia cardíaca izquierda tratados con inhibidores de la enzima convertidora o con antagonistas de la angiotensina II, la dosis inicial recomendada es de 25mg/día y el rango de dosis varía de 12,5 a 75mg/día según la respuesta del paciente y los controles de laboratorio. Cirrosis-ascitis: si el cociente sodio/potasio urinario es mayor de 1,0 o la natriuresis espontánea es mayor de 10meq/día, la dosis sugerida es de 100mg diarios. Si el cociente sodio/potasio es menor de 1,0 o la natriuresis espontánea es menor de 10meq/día (lo que refleja un marcado hiperaldosteronismo secundario), la dosis sugerida es de 200 a 400mg diarios. La dosis de mantenimiento debe determinarse individualmente, adoptándose la menor dosis posible a fin de prevenir eventuales reacciones adversas. Síndrome nefrótico: habitualmente 100-200mg/día. Espironolactona no posee propiedades antiinflamatorias y no influencia la enfermedad de base. Debe ser prescripta solamente cuando con la restricción del agua y la sal y los diuréticos clásicos no se alcanzan los resultados deseados. Diagnóstico y tratamiento de hiperaldosteronismo primario: en pacientes sometidos a una dieta normal, la espironolactona puede ser usada como elemento diagnóstico inicial presuntivo de hiperaldosteronismo primario. Prueba prolongada: se administra una dosis diaria de 400mg durante 3 o 4 semanas. La corrección de hipopotasemia y de hipertensión proporciona evidencia presuntiva para el diagnóstico de hiperaldosteronismo primario. Prueba corta: se administra una dosis diaria de 400mg durante 4 días. Si el potasio sérico se eleva durante la administración pero decrece cuando se suspende, debe considerarse el diagnóstico presuntivo de hiperaldosteronismo primario. Después de confirmado el diagnóstico de hiperaldosteronismo mediante procedimientos más definitivos, puede administrarse en dosis de 100-400mg durante la preparación preoperatoria. Para los pacientes que no son candidatos a la cirugía puede emplearse para terapia prolongada de mantenimiento en la dosis eficaz más baja determinada individualmente para cada paciente. Hipertensión esencial: la dosis habitual es 50-100mg diarios. La dosis diaria puede administrarse en una sola toma o en dosis divididas, y de preferencia en combinación con otros diuréticos de acción más proximal u otros antihipertensivos. En casos severos, la dosis puede elevarse gradualmente con intervalos de 2 semanas, hasta 200mg por día. El tratamiento debe continuarse por 2 semanas o más, puesto que una respuesta adecuada puede insumir este tiempo en presentarse. La dosis deberá ajustarse subsiguientemente de acuerdo con la respuesta del paciente. Coadyuvante de la terapéutica antihipertensiva en caso de hipersecreción de aldosterona, hipopotasemia y alcalosis metabólica: la dosis inicial es de 100mg por día y se aumentará según sea necesario, con intervalos de 2 semanas, hasta 400mg por día. Edema idiopático: dosis habitual: 100mg por día. Edema en niños: la dosis diaria inicial debe proveer aproximadamente 1,5-3mg/kg de peso corporal, administrado en dosis única o dividida en varias tomas. La posología debe ser adaptada en función de la respuesta al tratamiento y de la tolerancia. Si fuera necesario, puede prepararse una suspensión pulverizando comprimidos con unas gotas de glicerina y diluyendo con jarabe de cereza. Esta suspensión, conservada en frío, es estable por un mes. Hipopotasemia: una dosis de 25 a 100mg diarios es útil para el tratamiento de la hipopotasemia inducida por diuréticos o cuando la suplementación de potasio por vía oral u otros regímenes ahorradores de potasio se consideren inapropiados.
Presentación
REDIUN-E 25: envase con 30 comprimidos ranurados. REDIUN-E 50: envase con 30 comprimidos ranurados. REDIUN-E 100: envase con 30 comprimidos birranurados.
Nota
Para mayor información, ver prospecto del producto.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *