PRORELIEF - Precauciones

No aplicar sobre mucosas, lesiones expuestas, heridas cutáneas o dermatosis. No aplicar alrededor de los ojos. No usar cantidades excesivas del producto. No ocluir. No aplicar calor en la zona tratada. No utilizar en niños. No utilizar el producto en caso de hipersensibilidad a algunos de los componentes. Si se observan reacciones de hipersensibilidad al producto como irritación o enrojecimiento cutáneo, discontinuar el tratamiento. Si el dolor persiste por más de 10 días, consulte a su médico. En caso de ingestión accidental, provocar el vómito y consultar con el médico. Tras aplicar el producto, lavarse las manos con agua y jabón. Para reducir el riesgo de fotosensibilidad se recomienda evitar la excesiva exposición al sol del área tratada.