TUBOCURARINA - Precauciones y advertencias

Sólo debe ser administrada por médicos con experiencia en el uso de la droga y en el manejo de las posibles complicaciones. No debiera administrarse si no se dispone de rápido acceso a facilidades para la intubación traqueal, respiración artificial, y tratamiento con oxígeno y antídotos. No usar en mujeres embarazadas a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto; efectos teratogénicos (contractura articular) han sido observados en niños nacidos de madres que recibieron tubocurarina para el tratamiento de tétanos generalizado. El amamantamiento debiera suspenderse si la madre va a recibir la droga. Los niños son más sensibles a la tubocurarina que los adultos.