TORASEMIDA - Propiedades

Es un nuevo diurético sulfabenzoato, como sus similares furosemida, bumetanida y piretanida, que actúa principalmente en la rama ascendente del asa de Henle donde bloquea la reabsorción de sodio y cloro para inducir una rápida y marcada diuresis. Esta copiosa diuresis es de cierta duración y a esta acción inhibitoria del segmento diluyente medular y cortical renal se agrega un efecto sobre la hemodinamia intrarrenal, al inducir cambios regionales del flujo sanguíneo por modificaciones en el tono de los vasos intrarrenales. La vasodilatación de la arteriola renal genera un aumento de la presión hidrostática en los "vasa recta" y, por lo tanto, una disminución en la reabsorción tubular de sodio y agua. Estas modificaciones se atribuyen a la acción sobre las prostaglandinas intrarrenales (estimulan su síntesis) de neta acción vasodilatadora. La torasemida se absorbe por vía digestiva en forma rápida y completa; alcanza su Tmáx a los 60 minutos. Su biodisponibilidad es amplia (80 a 90%), su vida media varía de 0,8 a 6 horas y la duración de su efecto terapéutico es de 6 a 8 horas. La potencia farmacológica es 2 veces superior a la furosemida y la duración de su efecto es mayor, lo que permite administrarla una sola vez por día, y no presenta un efecto rebote (o de freno) muy marcado, como ocurre con la furosemida. Todos los diuréticos de asa se unen en gran medida a las proteínas plasmáticas ( > 95%), por lo que son filtrados en el glomérulo en escasa cantidad; pero son secretados por transporte activo en el túbulo proximal, mecanismo que puede ser bloqueado por el probenecid y otros fármacos que actúen en este transporte. Su eliminación es por orina, en parte en forma activa (22 a 34% de la dosis) y en parte metabolizada por el hígado, por oxidación en el sistema del citocromo P450. La pérdida de potasio -atribuida a la hiperreninemia, que a su vez provoca aumento de la actividad de la aldosterona- es menor con torasemida que con los diuréticos tiazídicos clásicos.