RALOXIFENO - Precauciones y advertencias

No se realizaron estudios que garanticen la seguridad de su administración conjunta con un tratamiento de reemplazo estrogénico sistémico. Al carecerse de estudios clínicos se desconoce la influencia de la enfermedad hepática en la administración de raloxifeno, aunque se recomienda precaución debido a que es ampliamente metabolizado por el hígado. La presencia de sangrado uterino o vaginal no debe ser adjudicada al raloxifeno y debe investigarse su causa. En estudios en animales se encontró que el raloxifeno, en dosis 400 veces mayor que la recomendada en humanos, aumenta la incidencia de tumores de ovario. Debido al riesgo de episodios tromboembólicos su administración debe interrumpirse si el paciente adquiere una enfermedad o condición que le obligue a mantener inmovilidad por períodos prolongados.