PRAVASTATíN - Propiedades

El pravastatín produce su efecto reductor de lípidos en dos maneras. Por un lado, inhibe en forma específica a la HMG-CoA reductasa y bloquea la síntesis del colesterol en un paso temprano limitante de su síntesis; en este caso, los efectos hipocolesterolemiantes del pravastatín se deben a la reducción de las reservas celulares de colesterol, lo que ocasiona un aumento compensatorio en el número de receptores de superficie para las LDL y mayores catabolismo y clearance de éstas en la circulación, proceso mediado por receptores. Por otro lado, el pravastatín inhibe la producción de LDL a través de la inhibición de la síntesis hepática de VLDL, el precursor de las LDL. En estudios de farmacología clínica en el hombre, el pravastatín se absorbe rápidamente, obteniéndose picos plasmáticos de compuestos derivados en alrededor de una a una hora y media después de su administración. El promedio de la absorción oral del pravastatín es de 34% y su biodisponibilidad absoluta es de 17 %. Pese a que la presencia de alimentos reduce la biodisponibilidad sistémica de la droga, el efecto reductor de lípidos es similar si se toma junto con las comidas o una hora antes de éstas. El pravastatín es sometido a una intensa extracción de primer paso en el hígado, que es el sitio primario de acción y el sitio primario de síntesis de colesterol y de clearance del LDL-colesterol. Aproximadamente 50% de la droga circula unida a proteínas plasmáticas. Luego de una dosis simple, la vida media de eliminación (t 1/2) del pravastatín y de sus metabolitos en seres humanos es de 77 horas.