MITOXANTRONA - Precauciones y advertencias

Cuando la mitoxantrona se usa en el tratamiento de la leucemia, en el paciente se presentará inmunosupresión severa. Debiera disponerse de métodos de monitoreo y de sostén rápidamente accesibles para la asistencia al paciente. La seguridad en pacientes con insuficiencia hepática no se ha establecido. Tras su administración pueden presentarse falla cardíaca congestiva y disminución de la fracción de expulsión ventricular izquierda. La mitoxantrona es mutagénica en sistemas bacterianos; no se ha demostrado teratogenia en conejos; sin embargo, las ratas preñadas que la recibieron han tenido crías de bajo peso. No debiera administrarse a embarazadas debido al riesgo potencial de daño fetal, las mujeres jóvenes deben ser advertidas de esto para que eviten el embarazo. La lactación debiera suspenderse antes de iniciar el tratamiento.