LIRAGLUTIDA - Dosificación

Se administra por vía subcutánea una vez por día independientemente de las comidas. La dosis inicial es de 0,6mg por día pudiendo aumentarla a la semana a 1,2mg o 1,8mg según la respuesta clínica. No se aconseja superar la dosis de 1,8mg y no se debe aplicar por vía intramuscular (IM) o intravenosa (IV). Cuando se aplica liraglutida en un paciente que está recibiendo tratamiento oral se debe monitorear la glucemia para reducir el riesgo de una posible hipoglucemia.