LERCANIDIPINA - Precauciones y advertencias

Se recomienda administrar con precaución en pacientes con falla ventricular izquierda o cardiopatía isquémica. La lercanidipina debe ser administrada con precaución en aquellos pacientes con disfunción renal leve o moderada y hepática. No se aconseja administrar en niños menores de 18 años (debido a la falta de estudios adecuados), así como tampoco en pacientes con disfunción hepática o renal grave (creatinina < 10ml/min). A pesar de que estudios en animales no demostraron que la lercanidipina presente efectos teratogénicos o se excrete por leche materna, se aconseja no administrar en mujeres durante el embarazo o la lactancia. Puesto que esta droga puede ocasionar fatiga y somnolencia, se recomienda tener cuidado en el manejo de vehículos o máquinas de cualquier tipo. Aun cuando no se haya observado interacción alguna cuando se coadministra con glucósidos cardiotónicos, se aconseja vigilar a los pacientes por posibles efectos de toxicidad provocados por la digoxina.