FLUDROCORTISONA - Precauciones y advertencias

Se deberá administrar un glucocorticoide como la cortisona (10 a 37,5mg) o hidrocortisona (10 a 30mg) diarios cuando la fludrocortisona sea empleada en el tratamiento de la insuficiencia adrenocortical o en formas perdedoras de sodio. También será necesario indicar diuréticos cuando este corticoide sea empleado en el tratamiento de la acidosis tubular renal (tipo IV), en especial en sujetos hipertensos o con insuficiencia cardíaca. Deberá evaluarse la relación riesgo/beneficio en sujetos con disfunción tiroidea (hipertiroidismo o hipotiroidismo), glomerulonefritis aguda, insuficiencia hepática o renal crónica. Su empleo puede enmascarar enfermedades infecciosas. En altas dosis y en tratamientos prolongados puede producir catarata subcapsular posterior, glaucoma, lesión de la vía óptica e infecciones oculares por virus u hongos. Durante su administración no se debe vacunar contra la viruela y otras terapias inmunológicas deberán evaluarse cuidadosamente. Si su indicación es necesaria en pacientes tuberculosos (formas fulminantes o diseminadas) deberá agregarse quimioprofilaxis. Se deberán monitorear periódicamente los niveles hidroelectrolíticos (sodio, potasio).