ESPIRAMICINA - Propiedades

Es un antibiótico macrólido bacteriostático, de amplio espectro, producido por una cepa de Streptomyces ambofacieus, que en determinadas concentraciones y ante microorganismos sensibles actúa como bactericida. Su mecanismo de acción es semejante al de otros macrólidos; atraviesa la membrana bacteriana y se une en forma reversible a la subunidad 50S ribosómica con lo cual bloquea la acción enzimática del tRNA (ácido ribonucleico de transferencia). Este macrólido posee un vastísimo espectro antimicrobiano que incluye estreptococos, neumococos, estafilococos, Haemophilus pertussis, gonococos, Toxoplasma gondii, Listeria monocytogenes, Clostridium, Bacteroides melanogenicus, Chlamydia, Mycoplasma y Legionella pneumophila. Se ha señalado su actividad antibacteriana sobre micobacterias atípicas como M. kausasii y M. marinum, M. fortuitum, pero carece de eficacia sobre los bacilos aerobios gramnegativos. Su actividad in vitro frente al estreptococo es 8 a 16 veces menor que la eritromicina y 16 a 32 veces menor frente al estafilococo. Su absorción digestiva es parcial y por ello sus niveles séricos alcanzan valores de 6mg/ml con una dosis de 750mg. Se une a las proteínas plasmáticas en un 45% y su difusión es amplia en diversos tejidos (hígado, riñón, bazo, pulmón). Su paso al líquido cefalorraquídeo (LCR) es escaso y alcanza bajas concentraciones aun en pacientes con meninges inflamadas (meningitis). Su eliminación por vía biliar es elevada, lo mismo que por leche materna; en cambio es baja por orina (5 a 15%). Se destaca su alta concentración en la saliva lo que permite emplearla con exito en patologías bacterianas bucales. Su vida media es prolongada (3,5 horas).