DIMETOTIAZINA - Precauciones y advertencias

Se recomienda no ingerir alcohol durante el tratamiento. Se aconseja no administrar a mujeres embarazadas, excepto que los beneficios para la madre superen los posibles riesgos para el feto. Puesto que se ha detectado dimetotiazina en bajas concentraciones en la leche materna y se desconoce su seguridad en infantes, se recomienda evitar la lactancia durante el tratamiento. Se aconseja administrar las dosis mayores durante la noche.