DEFERIPRONA Ficha Técnica (Prospecto)

Acción terapéutica

Quelante férrico.

Propiedades

Es un agente quelante de hierro, cuya estructura química pertenece a la clase 3-hidroxipiridin 4-ona. La deferiprona, o 1,2 dimetil 3-hidroxipiridin-4-ona, es un ligante que se une al hierro en una proporción molar de 3:1 y no presenta carga a pH fisiológico tanto en su forma libre como unida al hierro. Los estudios clínicos demostraron que la deferiprona induce la excreción del hierro, por lo que previene o reduce el aumento de hierro depositado en el organismo en pacientes talasémicos sometidos a regímenes regulares de transfusión de sangre. Presenta una buena absorción por vía oral, principalmente en la parte superior del tracto gastrointestinal. El pico de concentración sérica ocurre entre 45 a 60 minutos después de administrada una dosis única en ayuno; el máximo de concentración se observa a las 2 horas luego de la administración realizada en forma conjunta con alimentos. Los alimentos no disminuyen la absorción de deferiprona. Tiene una vida media de eliminación corta (2 a 3 horas), su metabolismo se realiza predominantemente en hígado, por conjugación con ácido glucurónico. El metabolito formado no presenta capacidad de ligar hierro debido a la inactivación del grupo 3-hidroxi de la deferiprona. Aproximadamente entre un 70 a 90% de la deferiprona libre es excretada por la vía renal; el resto se elimina por heces.

Indicaciones

Tratamiento del exceso de hierro en pacientes con talasemia mayor en los que el tratamiento con deferroxamina no es recomendado.

Dosificación

Pacientes adultos y niños mayores de 10 años de edad: vía oral, 25mg/kg de peso corporal por día. Dosis máxima recomendable: 100mg/kg/día. Administrar junto con los alimentos para disminuir la aparición de efectos adversos.

Reacciones adversas

Las principales reacciones adversas incluyen agranulocitosis severas (neutrófilos < 0,5x109/litro), neutropenia leves (neutrófilos < 1,5x109/litro), coloración amarronada de la orina debido a la excreción del complejo deferiprona-hierro. Menos frecuentemente se observan náuseas, vómitos, gastritis y aumento del apetito; estos efectos colaterales se registran durante las primeras semanas de tratamiento. La administración conjunta de deferiprona con la alimentación puede reducir estos síntomas. También se registraron artropatías y artrialgias leves.

Precauciones y advertencias

No administrar a pacientes menores de 10 años. Se aconseja realizar recuento de leucocitos semanalmente para controlar la neutropenia. En caso de detectar neutropenia, se debe suspender inmediatamente el tratamiento y realizar un hemograma diario. Luego de la recuperación de los neutrófilos, se aconseja repetir los exámenes de sangre en forma semanal, durante tres semanas consecutivas, a fin de asegurar la recuperación total del paciente. Puesto que el tratamiento con deferiprona no debe ser iniciado si el paciente estuviese neutropénico, es recomendable que se realice el recuento de leucocitos antes de comenzar el tratamiento con deferiprona. En algunos casos de neutropenia severa, además de la suspensión del tratamiento pueden administrarse factores de crecimiento de granulocitos, el mismo día en que el evento fue identificado. No se recomienda un nuevo intento de tratamiento en aquellos pacientes que hayan padecido de neutropenia asociada a esta droga. Administrar con precaución en pacientes con insuficiencia hepática y/o renal. Se aconseja realizar controles mensuales de ferritina, con el propósito de evaluar la carga de hierro corporal y también de zinc e instaurar una terapia de reemplazo en caso de deficiencia. Estudios realizados en animales han demostrado que deferiprona posee efectos teratogénicos y embriotóxicos. No fueron realizados estudios de carcinogenicidad, pero el potencial mutagénico y clastogénico fue avalado por los resultados positivos observados en los tests in vitro de cultivos de células (test de mutación genética en mamíferos y de aberración cromosómica) y in vivo (test de micronúcleo en monos).

Interacciones

Hasta el momento, se desconocen. Sin embargo, como la deferiprona se une a los cationes metálicos, existe la posibilidad de interacción con sustancias relacionadas con cationes trivalentes, como los antiácidos a base de aluminio. No administrar deferiprona junto con vitamina C debido a que ambas drogas inducen efectos colaterales similares (quelación de hierro). No administrar simultáneamente con sustancias potencialmente medulotóxicas o que puedan causar agranulocitosis, como interferón, cloranfenicol, clozapina, aminopirina, fenilbutazona, hidroxiurea y la asociación trimetoprima/sulfametoxazol.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida a la droga, mujeres embarazadas o en período de lactancia, pacientes con historia de agranulocitosis y/o de episodios recurrentes de neutropenia y en aquellos que se encuentren bajo tratamiento con drogas medulotóxicas.

Sobredosificación

Hasta el momento, no se ha registrado. En caso de sobredosis, se recomienda controlar los parámetros hemodinámicos de los pacientes, tales como presión arterial y frecuencia cardíaca, y aplicar una terapia sintomática de apoyo.