CLOMIPRAMINA - Dosificación

La dosis y vía de administración se determinarán de manera individual para cada paciente de acuerdo con su cuadro clínico. En una primera etapa se intentarán obtener resultados óptimos con dosis bajas, aumentando en forma cuidadosa sobre todo en jóvenes y pacientes añosos, quienes reaccionan en general más intensamente que los pacientes de edad intermedia. En depresiones, síndrome obsesivo-compulsivo y fobias: vía oral: 1 gragea de 25mg dos o tres veces por día o un comprimido de 75mg una vez al día. La dosis diaria se aumentará en forma gradual (por ejemplo, 25mg al cabo de unos días), 4 a 6 grageas de 25mg o 2 comprimidos de 75mg durante la primera semana de tratamiento. En los casos graves puede indicarse hasta 250mg diarios. Ante remisión de la sintomatología se establecerá la dosis de mantenimiento de 2 a 4 grageas de 25mg o 1 comprimido de 75mg. Vía intramuscular: al comienzo del tratamiento 1 a 2 ampollas de 25mg. La dosis se aumentará en 1 ampolla diaria, hasta que el paciente reciba 4 a 6 ampollas al día. Una vez lograda la mejoría, disminuir la dosis diaria y al mismo tiempo pasar a la vía oral (dosis de mantenimiento). Infusión intravenosa: al principio 2 a 3 ampollas (50 a 75mg) una vez al día, disueltas en 250ml a 500ml de solución salina isotónica o glucosada durante 1 1/2 a 3 horas. Ante la mejoría del cuadro, continuar con la infusión 3 o 4 días más, y luego pasar a la vía oral con 2 grageas de 25mg. Ataque de pánico: 10mg/día en combinación con una benzodiazepina. Aumentar la dosificación hasta lograr la respuesta deseada y suprimir en forma gradual la benzodiazepina. La dosis puede fluctuar entre 25mg y 100mg. Se recomienda no interrumpir el tratamiento durante 6 meses y reducir la dosis con lentitud durante este período. Las dosis en geriatría son más bajas: comenzar con 10mg diarios pudiéndose aumentar a 30mg o 50mg/día al cabo de 10 días, que se mantendrán hasta el final del tratamiento. En los niños, se comienza la terapéutica con 10mg/día, al cabo de 10 días se aumenta la dosis diaria a 20mg, en niños de 5 a 7 años; de 20mg a 50mg en niños de 8 a 14 años; y a 50mg o más en los mayores de 14 años. Enuresis nocturna: para niños de 5 a 8 años: de 20 a 30mg/día; de 9 a 12 años: 1 o 2 grageas de 25mg; mayores de 12 años: 1 a 3 grageas de 25mg.