CLIDINIO - Precauciones y advertencias

Usese con precaución en las personas de edad avanzada y en pacientes con neuropatías autonómicas, enfermedad renal o hepática, colitis ulcerosa (puede presentarse íleo paralítico y megacolon tóxico), hipertiroidismo, coronariopatías, insuficiencia cardíaca congestiva, arritmias cardíacas, hipertensión arterial, hipertrofia prostática, hernia hiatal. La obtención del efecto deseado generalmente va acompañada de algún efecto adverso. El paciente que recibe clidinio debe abstenerse de manejar maquinaria pesada y automóviles. En presencia de altas temperaturas ambientales puede producirse fiebre y golpe de calor. La aparición de diarrea puede ser un síntoma temprano de obstrucción intestinal. El clidinio no debería ser utilizado en pacientes con sospecha de obstrucción intestinal. Al no existir pruebas concluyentes se recomienda no usar en mujeres embarazadas a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. El amamantamiento debe suspenderse. La seguridad y efectividad de la droga en niños no ha sido establecida.