ALEFACEPT - Precauciones y advertencias

El tratamiento no debe iniciarse en pacientes con recuento de linfocitos CD4+ y CD8+ circulantes por debajo de los niveles normales. Durante el tratamiento, se aconseja realizar un control de los linfocitos CD4+ cada semana durante las 12 semanas y se debe suspender la administración si el recuento de linfocitos CD4+ es menor a 250 células/ml, discontinuarlo si se mantiene ese valor durante un mes. Como alefacept es un inmunosupresor, se recomienda no administrar a pacientes con infecciones. En caso de aparición de reacciones anafilácticas o reacciones alérgicas serias producidas durante la administración de alefacept, se aconseja interrumpir inmediatamente la administración y aplicar terapia apropiada. No administrar a mujeres embarazadas, excepto que los beneficios para la madre superen los potenciales riesgos para el feto. No administrar durante la lactancia ni en pacientes pediátricos. Administrar con precaución a pacientes mayores de 75 años debido a que tienen mayor riesgo de padecer infecciones y desarrollo de tumores.