LOTRICOMB


Crema


 
LOTRICOMB - Precauciones y advertencias
LOTRICOMB* Crema o Pomada no se debe usar con apósitos oclusivos. Si con el uso de LOTRICOMB* Crema o Pomada se desarrolla irritación o sensibilización, deberá discontinuarse el tratamiento e instituirse la terapia adecuada. En presencia de una infección bacteriana, se deberá administrar concomitantemente un agente antibacteriano apropiado. Si no se obtiene rápidamente una respuesta favorable, deberá discontinuarse la administración de LOTRICOMB* Crema o Pomada hasta que la infección haya sido debidamente controlada. Si no se observa respuesta a LOTRICOMB* Crema o Pomada, antes de instituir otro curso de tratamiento antimicótico deberán repetirse los estudios microbiológicos apropiados para confirmar el diagnóstico y descartar la posibilidad de otros patógenos responsables. Cualquiera de los efectos secundarios comunicados con posterioridad al uso sistémico de corticosteroides, incluso depresión suprarrenal, manifestaciones del síndrome de Cushing, hiperglucemia y glucosuria, también pueden ocurrir con el empleo de corticosteroides tópicos. La absorción sistémica de corticosteroides tópicos aumentará con el uso de agentes corticosteroides más potentes, con la administración prolongada, o si se tratan superficies corporales extensas. Por consiguiente, los pacientes que reciban altas dosis de corticosteroides tópicos potentes, aplicadas en superficies extensas, deben ser evaluados periódicamente para determinar cualquier evidencia de depresión del eje HPA. Si la misma se produce, debe intentarse suspender el fármaco, reducir la frecuencia de aplicación o sustituir el corticosteroide administrado por otro agente menos potente. Una vez discontinuada la droga, la recuperación de la función del eje HPA generalmente es rápida y completa. En raros casos pueden presentarse signos y síntomas de carencia de corticosteroides, requiriéndose corticoterapia sistémica suplementaria. LOTRICOMB* Crema y Pomada no son para uso oftálmico. Uso en pediatría: Los pacientes pediátricos pueden presentar mayor sensibilidad que los adultos a la supresión del eje hipotálamo-pituitario-adrenal (HPA) inducida por corticosteroides tópicos, y a los efectos de los corticosteroides exógenos. Esto se debe a que en los niños la proporción entre la superficie cutánea y el peso corporal es más elevada y, en consecuencia, la absorción es mayor. En los niños que recibieron corticosteroides tópicos se han comunicado episodios de depresión del eje HPA, síndrome de Cushing, retardo de la curva de crecimiento, retraso en el aumento de peso e hipertensión intracraneal. Las manifestaciones de depresión suprarrenal en los niños incluyen disminución de las concentraciones de cortisol plasmático y ausencia de respuesta a la estimulación con ACTH. Las manifestaciones de hipertensión intracraneal incluyen abombamiento de la fontanela, cefaleas y papiledema bilateral. No se recomienda LOTRICOMB* Crema o Pomada para dermatitis del pañal. Uso durante el embarazo y la lactancia: Dado que la seguridad del uso de los corticoides tópicos no se ha establecido en mujeres embarazadas, las drogas de esta clase sólo deben utilizarse durante la gestación si el probable beneficio para la madre justifica el potencial riesgo para el feto. Los corticosteroides no deben utilizarse extensamente en grandes cantidades ni durante períodos prolongados en mujeres embarazadas. Como no se sabe si la administración tópica de corticosteroides puede dar lugar a una absorción sistémica suficiente para producir cantidades detectables en la leche materna, deberá tomarse la decisión de suspender la lactancia o el uso del fármaco, teniendo en cuenta la importancia del medicamento para la madre.


PA: Betametasona dipropionato, Clotrimazol