PEPSAMAR® - Advertencias

El hidróxido de aluminio es un astringente y puede causar constipación, especialmente en pacientes ancianos. En dosis elevadas puede producir obstrucción intestinal. Dosis excesivas o dosis habituales en pacientes con dieta pobre en fosfatos, pueden llevar a una depleción de fósforo acompañada de aumento de la resorción ósea e hipercalciuria, con riesgo de osteomalacia. Las sales de aluminio en general no son bien absorbidas por el tracto gastrointestinal y por lo tanto, los efectos sistémicos son raros en pacientes con función renal normal. Sin embargo, debe tenerse precaución en pacientes con alteración crónica de la función renal ya que la administración prolongada de aluminio a estos pacientes puede exacerbar o iniciar el desarrollo de osteomalacia y encefalopatía (demencia o convulsiones). Efectos similares también se han asociado al contenido de aluminio de los líquidos de diálisis.