PEN ORAL® - Dosificación

La posología será establecida por el médico en función del proceso a tratar y las características del paciente. Se detallan a continuación dosificaciones sugeridas. a) Tratamiento curativo. Adultos: 2.000.000 a 4.000.000 UI/día; lactantes y niños hasta 40kg: 50.000 a 100.000UI/kg/día. En amigdalitis la dosis diaria puede fraccionarse en 2 o 3 tomas, en el resto de las indicaciones la dosis diaria puede fraccionarse en 3 o 4 tomas. El tratamiento de faringoamigdalitis a estreptococo beta-hemolítico del grupo A debe mantenerse durante al menos 10 días. b) Tratamiento profiláctico: la dosis diaria puede fraccionarse en 2 tomas. Lactantes y niños, hasta 10kg: 100.000UI/kg/día; de 10 a 40kg: 50.000UI/kg/día, sin exceder 2.000.000UI/día. Comenzar la profilaxis en cuanto se hace el diagnóstico de drepanocitosis, y proseguir al menos hasta los 5 años de edad para dicha enfermedad; y al menos durante los 5 años que siguen a la gestación en caso de esplenectomía. Adultos: 2.000.000UI/día (la profilaxis debe continuar al menos dos años después de esplenectomía). Administración: oral, preferentemente alejada de las comidas. Instrucciones para preparar el jarabe: agregar agua hasta el nivel señalado por la flecha impresa en la etiqueta. Tapar el frasco y agitar enérgicamente hasta que el polvo se haya suspendido en su totalidad. Agregar nuevamente agua hasta el nivel indicado por la flecha mencionada y agitar. De esta manera se obtienen 120 o 180 ml de jarabe que contienen respectivamente 7.200.000 o 10.800.000UI de fenoximetilpenicilina (5ml de jarabe = 300.000UI). Una vez preparada, la suspensión se conserva estable durante dos semanas si se mantiene en heladera entre 2 y 8°C. Agitar antes de usar. Instrucciones para utilizar el dosificador: 1. Una vez reconstituida la suspensión destapar el frasco y colocar el adaptador en la boca del frasco hasta que haga tope. 2. Colocar la punta del dosificador sobre el adaptador y presionarlos hasta que ajusten correctamente. 3. Invertir el frasco de suspensión y extraer con el dosificador la dosis de suspensión indicada por el médico. 4. Desacoplar el dosificador del envase y administrar la dosis en la boca del paciente. Volver a tapar el frasco que contiene la suspensión. 5. Desarmar el dosificador, lavar, secar y rearmar los componentes hasta una nueva utilización.