PAXIL® CR - Advertencias

Niños y Adolescentes (menores de 18 años de edad): Se asocia con un aumento en el riesgo de surgimiento de pensamientos y comportamiento suicidas, en niños y adolescentes que padecen Trastorno de Depresión Mayor y otros trastornos psiquiátricos. En estudios clínicos, los eventos adversos relacionados con suicidio (intencionalidad suicida y pensamientos suicidas) y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento opuesto e ira) fueron más frecuentemente observados en niños y adolescentes tratados con paroxetina, comparado con aquellos tratados con placebo. No se dispone de datos de seguridad a largo plazo en niños y adolescentes con respecto al crecimiento, al desarrollo madurativo, cognitivo y del comportamiento. Deterioro clínico y riesgo de suicidio en adultos: En adultos jóvenes, especialmente aquellos con Trastorno Depresivo Mayor, el riesgo de comportamiento suicida puede incrementarse durante el tratamiento con PAXIL® CR. Los pacientes con depresión pueden experimentar deterioro de sus síntomas depresivos y/o surgimiento de ideas y comportamientos suicidas (intencionalidad suicida), se encuentren o no tomando medicaciones antidepresivas. Este riesgo persiste hasta que ocurra una remisión significativa. En una experiencia clínica general que con todas las terapias antidepresivas, el riesgo de suicidio se incremente en las etapas iniciales de la recuperación. Otras afecciones psiquiátricas para las que se prescribe paroxetina, pueden estar asociadas con un aumento del riesgo de comportamiento suicida, estas afecciones, pueden también coexistir con el Trastorno Depresivo Mayor. Adicionalmente, los pacientes con antecedentes de comportamiento o pensamientos suicidas, adultos jóvenes y aquellos pacientes que demuestran un grado significativo de ideación suicida antes de comenzar el tratamiento, se encuentran en mayor riesgo de presentar pensamientos suicidas o intentos de suicidio. Acatisia: Raramente, se ha asociado el uso de PAXIL® CR u otros inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRSs) con el desarrollo de acatisia, la cual se caracteriza por una sensación interna de inquietud y agitación psicomotora, tal como la incapacidad para permanecer sentado o de pie y generalmente está asociada con malestar subjetivo. Esta tiene una mayor probabilidad de presentarse en las primeras semanas de tratamiento. Síndrome Serotoninérgico/Síndrome Neuroléptico Maligno: En raras ocasiones, asociado con el tratamiento con PAXIL® CR puede presentarse el desarrollo de un síndrome serotoninérgico o eventos del tipo del síndrome neuroléptico maligno, particularmente cuando es combinado con otros fármacos serotoninérgicos y/o neurolépticos. Como estos síndromes pueden resultar en afecciones que ponen en riesgo la vida, el tratamiento con PAXIL® CR debe discontinuarse si se presenta esa situación (caracterizados por un conjunto de síntomas tales como hipertermia, rigidez, mioclonía, inestabilidad autonómica con posibles fluctuaciones rápidas de los signos vitales, incluyendo alteraciones del estado mental tales como confusión, irritabilidad, agitación extrema progresando a delirio y coma) y debe instaurarse tratamiento sintomático de apoyo. PAXIL® CR no debe usarse en combinación con precursores de la serotonina (tales como L-triptófano, oxitriptán) debido al riesgo del síndrome serotoninérgico. Manía y Trastorno Bipolar: Un episodio depresivo mayor puede ser la manifestación inicial del trastorno bipolar. Debe destacarse que la paroxetina no está aprobada para uso en el tratamiento de la depresión bipolar. La paroxetina debería usarse con precaución en los pacientes con una historia de manía. Tamoxifeno: Algunos estudios han mostrado que la eficacia de tamoxifeno, medido por el riesgo de recaída de cáncer de mama/mortalidad, puede ser reducida cuando se co-prescribe con PAXIL® CR como resultado de la inhibición irreversible de paroxetina sobre CYP2D6. Este riesgo puede incrementarse con una mayor duración de la co-administración. Cuando tamoxifeno es utilizado para el tratamiento o prevención del cáncer de mama, los médicos deben considerar el uso de antidepresivos alternativos con poca o nula inhibición sobre CYP2D6. Fracturas óseas: Estudios epidemiológicos sobre el riesgo de fracturas óseas luego de la exposición a algunos antidepresivos, incluyendo ISRSs, han reportado una asociación con fracturas. Este riesgo ocurre durante el tratamiento y es mayor en los estadíos tempranos del mismo. Epilepsia: La formulación PAXIL® CR debe emplearse con precaución en los pacientes con epilepsia. Convulsiones: La incidencia general de casos de convulsiones es inferior al 0,1% en los pacientes tratados con paroxetina. Se debe suspender la administración del fármaco en cualquier paciente que desarrolle convulsiones. Terapia electroconvulsiva: Existe poca experiencia clínica concerniente a la administración concurrente de paroxetina y terapia electroconvulsiva. Glaucoma: Puede ocasionar midriasis y debe emplearse con precaución en los pacientes con glaucoma de ángulo estrecho. Hiponatremia: Se ha reportado raramente, predominantemente en ancianos. La hiponatremia generalmente revierte con la discontinuación de la paroxetina. Puede ser secundaria a SIHAD. Hemorragia: Se han comunicado casos de hemorragias en la piel y en las mucosas (incluyendo hemorragia gastrointestinal) después del tratamiento con paroxetina. Por tanto, la paroxetina debe emplearse con precaución en los pacientes bajo tratamiento concomitante con fármacos que representan algún aumento en el riesgo de sufrir hemorragias, así como en pacientes con tendencia conocida a presentar hemorragias, o que padecen trastornos predisponentes. Trastornos cardíacos: Se deben tomar las precauciones usuales en los pacientes que padecen trastornos cardíacos. Síntomas observados al discontinuar el tratamiento con paroxetina en adultos: En estudios clínicos en adultos, los eventos adversos observados al discontinuar el tratamiento se presentaron en 30% de los pacientes tratados con paroxetina en comparación con 20% de los tratados con placebo. Se han reportado mareos, trastornos sensoriales (incluyendo parestesia, sensaciones de descarga eléctrica y tinnitus), trastornos del sueño (incluyendo pesadillas), agitación o ansiedad, náuseas, temblor, confusión, sudoración, cefalea y diarrea. Generalmente estos síntomas son leves a moderados; sin embargo, en algunos pacientes pueden ser de intensidad severa. Generalmente se presentan en los primeros días después de discontinuar el tratamiento, pero, en raras ocasiones, ha habido reportes de esos síntomas en pacientes que han omitido inadvertidamente una dosis. Son autolimitados y en condiciones normales remiten antes de 2 semanas, aunque en algunos individuos pueden ser prolongados (de 2-3 meses o más). Síntomas que se observan al suspender el tratamiento con paroxetina en niños y adolescentes: Los eventos comunicados al suspender el tratamiento con paroxetina, que ocurrieron con una frecuencia de al menos 2% de pacientes y en una proporción de al menos el doble que la observada con placebo, fueron: Inestabilidad emocional (incluyendo ideación suicida, intento de suicidio, cambios en el estado de ánimo y llanto), nerviosismo, mareos, náuseas y dolor abdominal. Interacciones: Drogas serotoninérgicas: Debe recomendarse precaución y se requiere un monitoreo más estrecho cuando drogas serotoninérgicas (como por ejemplo: L-triptófano, triptanos, tramadol, antidepresivos ISRSs, litio, fentanilo y preparaciones a base de hipericina) se combinan con PAXIL® CR. El uso concomitante de PAXIL® CR e inhibidores de la MAO (incluyendo linezolida, un antibiótico que es un inhibidor reversible no selectivo de la MAO y cloruro de metiltionina (azul de metileno) está contraindicado. Pimozida: En un estudio con una única dosis baja de pimozida (2 mg) se han demostrado niveles incrementados de la misma cuando se coadministró con paroxetina. Esto se explica por las conocidas propiedades inhibidoras de la paroxetina sobre el CYP2D6. Debido al estrecho índice terapéutico de la pimozida y su conocida habilidad de prolongar el intervalo QT, está contraindicado el uso concomitante de pimozida y PAXIL® CR. Enzimas metabolizadoras de drogas: Cuando se debe administrar paroxetina en forma conjunta con un conocido inhibidor de la metabolización de la droga se recomienda utilizar la dosis mínima. No se considera necesario ajustar la dosis inicial cuando se administra junto con inductores conocidos de la enzima metabolizadora de la droga (carbamazepina, rifampicina, fenobarbital, fenitoína). Cualquier ajuste subsiguiente en la dosis debe basarse en el efecto clínico (tolerabilidad y eficacia). Fosamprenavir/ritonavir: La administración concurrente disminuye significativamente las concentraciones plasmáticas de paroxetina. Cualquier ajuste de la dosificación debe realizarse monitoreando el efecto clínico (tolerabilidad y eficacia). Prociclidina: La administración diaria de paroxetina aumenta significativamente las concentraciones plasmáticas de prociclidina. Si se observan efectos anticolinérgicos, debe hacerse una reducción en la dosificación de prociclidina. Anticonvulsivantes: Carbamazepina, fenitoína, valproato sódico. La administración concomitante no muestra ningún efecto en los perfiles farmacocinéticos y farmacodinámicos en los pacientes epilépticos. Potencia inhibidora de la CYP2D6 de la paroxetina: La paroxetina inhibe la enzima CYP2D6 del citocromo hepático P450. La inhibición de la enzima CYP2D6 puede resultar en una elevación de las concentraciones plasmáticas de las drogas coadministradas metabolizadas por esta enzima. Estas incluyen algunos antidepresivos tricíclicos (por ejemplo: Amitriptilina, nortriptilina, imipramina y desipramina), neurolépticos fenotiazínicos (por ejemplo: Perfenazina y tioridazina), risperidona, algunos antiarrítmicos de Tipo 1c (por ejemplo: Propafenona y flecainida) y metoprolol. Tamoxifeno tiene un importante metabolito activo, endoxifeno, producido por CYP2D6 y contribuye significativamente a la eficacia de tamoxifeno. La inhibición irreversible de CYP2D6 por paroxetina conduce a la reducción en las concentraciones plasmáticas de endoxifeno. CYP3A4: No se espera que la administración concurrente de paroxetina con terfenadina, alprazolam y otros fármacos que son sustratos de la enzima CYP3A4 represente un peligro. La absorción y la farmacocinética de la paroxetina no son afectadas o solo son afectadas marginalmente (es decir, en un nivel que no justifica el cambio del régimen posológico) por: alimentos; antiácidos; digoxina; propranolol; alcohol: no es aconsejable el uso concomitante de PAXIL® CR y alcohol. Fertilidad: Algunos estudios clínicos han mostrado que los ISRSs (incluyendo PAXIL® CR) pueden afectar la calidad del esperma. Este efecto aparenta ser reversible luego de la discontinuación del tratamiento. Los cambios en la calidad del esperma pueden afectar la fertilidad en algunos hombres. Embarazo: Pruebas en animales no han demostrado efectos embriotóxicos selectivos o teratogénicos. Recientes estudios epidemiológicos respecto de los efectos en el embarazo luego de la exposición materna a antidepresivos durante el primer trimestre, han reportado un incremento en el riesgo de malformaciones congénitas, particularmente cardiovasculares (por ejemplo: Defectos ventriculares y del atrio septal) asociadas con el uso de paroxetina. Los datos sugieren que el riesgo de tener un niño con un defecto cardiovascular luego de la exposición materna a la paroxetina es aproximadamente 1/50, comparado con la tasa esperada para dichos defectos de aproximadamente 1/100 niños en la población en general. El médico deberá considerar la opción de tratamientos alternativos en mujeres embarazadas o en aquellas que planifiquen estarlo, y deberá prescribir PAXIL® CR sólo si el beneficio potencial es superior al posible riesgo. Ha habido reportes de nacimientos prematuros en mujeres embarazadas expuestas a la paroxetina o a otros ISRSs, aunque no se ha establecido una relación causal con la terapia con la droga. Los neonatos deben ser observados si el uso materno de PAXIL® CR se prolongó en las etapas finales del embarazo, debido a que han habido reportes de complicaciones en neonatos expuestos a paroxetina o a otros ISRSs a fines del tercer trimestre del embarazo. Sin embargo, no se ha confirmado una asociación causal con la terapia con la droga. Entre los hallazgos clínicos reportados se han descripto: Distress respiratorio, cianosis, apnea, convulsiones, temperatura inestable, problemas relacionados con la alimentación, vómitos, hipoglucemia, hipertonía, hipotonía, hiperreflexia, temblor, nerviosismo, irritabilidad, letargo, llanto constante y somnolencia. En algunos casos los síntomas reportados fueron descriptos como síntomas de la discontinuación en los neonatos. En la mayoría de los casos, se reportó que las complicaciones surgieron tanto inmediatamente como al poco tiempo ( < 24 horas) después del parto. El uso de ISRS en el embarazo, particularmente en el embarazo avanzado (incluyendo paroxetina) luego de las primeras 20 semanas de embarazo, se asoció con un incremento en el riesgo de hipertensión pulmonar persistente del recién nacido (HPP). Se reportó un incremento del riesgo, entre niños nacidos de mujeres que usaron ISRSs en estadíos avanzados del embarazo de 4 a 5 veces mayor que el observado en la población general (a razón de 1 a 2 por 1.000 embarazos). Lactancia: No se observaron signos de efectos del fármaco en lactantes. Sin embargo, PAXIL® CR no debería usarse durante la lactancia a menos que los beneficios previstos para la madre justifiquen los riesgos potenciales para el lactante.