EPILEPSIA Ficha de la Patología

Nombres alternativos
Trastorno convulsivo
Definición
La epilepsia es un trastorno cerebral que involucra convulsiones repetitivas de cualquier tipo.
Causas, incidencia y factores de riesgo
Las convulsiones ("ataques") son episodios de alteración de la función cerebral que producen cambios en la atención o el comportamiento y son causadas por una excitación anormal en las señales eléctricas en el cerebro.En algunas ocasiones, las convulsiones se relacionan con una condición temporal, como exposición a drogas, supresión de algunos medicamentos o niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre. En estos casos, es posible que las convulsiones repetitivas no reaparezcan una vez que se corrija el problema subyacente.En otros casos, la lesión cerebral (por ejemplo, accidente cerebrovascular o traumatismo craneal) hace que el tejido cerebral se agite de manera anormal. En algunas personas, una anomalía hereditaria afecta las neuronas del cerebro, lo que conduce a convulsiones.Algunas convulsiones son idiopáticas, lo que quiere decir que no se puede identificar la causa. Estas convulsiones generalmente se dan entre las edades de 5 a 20 años, pero pueden ocurrir a cualquier edad. Las personas con esta condición no tienen otros problemas neurológicos, pero con frecuencia presentan antecedentes familiares de convulsiones o epilepsia.Los trastornos que afectan los vasos sanguíneos , como un accidente cerebrovascular y AIT, son la causa más común de convulsiones después de los sesenta años de edad. Los trastornos degenerativos, como la demencia senil de tipo Alzheimer, también pueden llevar a que se presenten convulsiones.Algunas de las causas más comunes de convulsiones abarcan:
  • Problemas de desarrollo, condiciones genéticas presentes al nacer o lesiones perinatales (las convulsiones generalmente comienzan en la lactancia o en la primera infancia)
  • Anomalías metabólicas que pueden afectar a personas de cualquier edad y pueden ser el resultado de:
    • complicaciones de diabetes
    • desequilibrios electrolíticos
    • insuficiencia renal, uremia (acumulación tóxica de residuos)
    • deficiencias nutricionales
    • fenilcetonuria (PKU) que puede causar convulsiones en bebés
    • otras enfermedades metabólicas tales como la metabolopatía congénita
    • consumo de cocaína, anfetaminas, alcohol u otras drogas psicoactivas
    • síndrome de abstinencia de alcohol
    • síndrome de abstinencia de drogas, particularmente barbitúricos y benzodiazepinas
  • Lesión cerebral
    • más común en adultos jóvenes
    • las convulsiones generalmente comienzan dentro de los dos años después de la lesión
    • convulsiones tempranas (dentro de las dos semanas después de la lesión), que no necesariamente indican que se desarrollarán convulsiones crónicas (epilepsia)
  • Tumores y lesiones cerebrales (como hematomas)
    • pueden afectar a cualquier edad, pero es más común después de los 30 años
    • inicialmente son más comunes las convulsiones parciales (focales)
    • puede evolucionar a convulsiones tonicoclónicas generalizadas
  • Infecciones
    • pueden afectar a personas de todas las edades
    • pueden ser una causa reversible de las convulsiones
    • las infecciones cerebrales como meningitis y encefalitis pueden producir convulsiones
    • absceso cerebral
    • infecciones severas agudas de cualquier parte del cuerpo
    • infecciones crónicas (como la neurosífilis)
    • complicaciones del SIDA u otros trastornos inmunitarios
Los trastornos convulsivos afectan a cerca del 0,5% de la población y aproximadamente del 1,5 al 5,0% de la población puede presentar una convulsión en su vida. La epilepsia puede afectar a personas de cualquier edad.Entre los factores de riesgo se encuentran antecedentes familiares de epilepsia, traumatismo craneal u otra condición que produzca daño cerebral.Los siguientes factores pueden presentar un riesgo de empeorar las convulsiones en una persona con un trastorno convulsivo bien controlado con anterioridad:
  • Embarazo
  • Falta de sueño
  • Pasar por alto dosis de los medicamentos para la epilepsia
  • Consumo de alcohol u otras drogas psicoactivas
  • Ciertos medicamentos de prescripción
  • Enfermedad
Síntomas
La gravedad de los síntomas puede variar enormemente, desde simples episodios de ausencias hasta pérdida del conocimiento y convulsiones violentas. Para muchos pacientes, el evento es la misma situación una y otra vez, mientras que algunos pacientes tienen muchos tipos diferentes de convulsiones que producen síntomas diferentes cada vez. El tipo de convulsión que una persona experimenta depende de una variedad de muchas cosas, como la parte del cerebro que se encuentra afectada y la causa subyacente de dicha convulsión.En algunas personas, se presenta un aura, que consiste en una sensación extraña (como hormigueo, olor o cambios emocionales), antes de cada convulsión. Las convulsiones se pueden presentar de manera repetitiva sin explicación.Nota: los trastornos que pueden causar síntomas similares a las convulsiones comprenden accidente isquémico transitorio (AIT), ataques de ira o pánico y otros trastornos que causan pérdida del conocimiento.SÍNTOMAS DE LAS CONVULSIONES GENERALIZADASLas convulsiones generalizadas afectan todo o la mayor parte del cerebro. Entre ellas se encuentran las ausencias y las convulsiones tonicoclónicas generalizadas.Ausencias:
  • Movimientos mínimos o inmovilidad (por lo general, a excepción del "parpadeo") que puede parecer una mirada en blanco
  • Pérdida repentina y breve del conocimiento o la actividad consciente que puede durar sólo unos segundos
  • Se repite muchas veces
  • Ocurre más a menudo en la niñez
  • Disminución del aprendizaje (con frecuencia se cree que el niño sueña despierto)
Convulsiones tonicoclónicas generalizadas :
  • Contracciones musculares violentas en todo el cuerpo
  • Rígido y tenso
  • Afecta una parte importante del cuerpo
  • Pérdida del conocimiento
  • La respiración se suspende temporalmente, seguida de un suspiro
  • Incontinencia urinaria
  • Mordeduras en la lengua o las mejillas
  • Confusión después de la convulsión
  • Debilidad después de la convulsión (parálisis de Todd)
SÍNTOMAS DE LAS CONVULSIONES PARCIALES (SIMPLES Y COMPLEJAS)Las convulsiones parciales pueden ser simples o complejas y afectan sólo una porción del cerebro.Los síntomas de las convulsiones parciales simples (focales) pueden ser:
  • Contracciones musculares de una parte específica del cuerpo
  • Sensaciones anormales
  • Náuseas
  • Sudoración
  • Enrojecimiento de la piel
  • Pupilas dilatadas
Los síntomas de las convulsiones parciales complejas pueden ser:
  • Automatismo (ejecución automática de conductas complejas sin percepción consciente)
  • Sensaciones anormales
  • Náuseas
  • Sudoración
  • Enrojecimiento de la piel
  • Pupilas dilatadas
  • Emociones recordadas o inapropiadas
  • Cambios en la personalidad o lucidez mental
  • Se puede perder o no el conocimiento
  • Problemas con los sentidos del olfato y el gusto si la epilepsia está focalizada en el lóbulo temporal del cerebro
Signos y exámenes
El diagnóstico de la epilepsia y de los trastornos convulsivos requiere antecedentes de convulsiones recurrentes de cualquier tipo. Un examen físico (que comprende una revisión neuromuscular detallada) puede ser normal o puede mostrar funcionamiento cerebral anormal en relación con áreas específicas del cerebro.Un electroencefalograma (EEG), una lectura de la actividad eléctrica del cerebro, puede confirmar la presencia de varios tipos de convulsiones. Éste puede, en algunos casos, indicar la ubicación de la lesión que está causando la convulsión. El EEG a menudo puede ser normal entre convulsiones, por lo que puede ser necesario efectuar un monitoreo prolongado con este procedimiento.Los exámenes pueden abarcar diversas pruebas de sangre para descartar otras causas temporales y reversibles de las convulsiones, incluyendo:
  • CSC
  • Análisis bioquímico de la sangre
  • Glucosa en sangre
  • Pruebas de la función hepática
  • Pruebas de la función renal
  • Pruebas para enfermedades infecciosas
  • Análisis del LCR (líquido cefalorraquídeo)
Los exámenes para determinar la causa y localización del problema pueden incluir procedimientos tales como:
  • IRM o TC de cabeza
  • Punción lumbar (punción de la columna)
Tratamiento
Para el tratamiento de las convulsiones, por favor ver primeros auxilios en caso de convulsiones.Si se ha identificado y tratado una causa subyacente de las convulsiones recurrentes, como una infección, dichas convulsiones deben cesar. El tratamiento puede incluir la reparación quirúrgica de tumores o lesiones cerebrales.Los anticonvulsivos por vía oral pueden reducir el número de convulsiones futuras. La eficacia del medicamento depende de la respuesta de cada individuo a la droga. El tipo de medicamento que se utiliza depende del tipo de convulsión y es posible que se tenga que ajustar la dosis de vez en cuando. Algunos tipos de convulsiones responden bien a un medicamento y pueden responder muy poco (e incluso hacer empeorar) con otros. Es necesario vigilar algunos medicamentos con relación a sus efectos secundarios y niveles en la sangre.La epilepsia que no responde al uso de algunos medicamentos se denomina epilepsia resistente al tratamiento. Ciertas personas con este tipo de epilepsia se podrían beneficiar de la cirugía cerebral para extirpar las células cerebrales anómalas que están provocando las convulsiones. A otras les puede ayudar el uso de un estimulador del nervio vago, que se implanta en el pecho y que puede ayudar a reducir el número de convulsiones.Algunas veces, a los niños se les somete a una dieta especial, como la dieta cetógena, para ayudarles a prevenir las convulsiones.Los pacientes deben portar placas de alerta médica para que se pueda obtener el tratamiento médico oportuno si se presenta una convulsión.
Grupos de apoyo
El estrés causado por la presencia de las convulsiones (o ser responsable de alguien con convulsiones) se puede aliviar mediante la vinculación a un grupo de apoyo, en el que los miembros comparten experiencias y problemas en común. Ver grupo de apoyo para epilepsia.
Expectativas (pronóstico)
La epilepsia puede ser una condición crónica, de por vida. En algunos casos, sin embargo, la necesidad de medicamentos se puede reducir e incluso eliminar con el tiempo. Algunos tipos de epilepsia infantil se resuelven o mejoran con la edad. Un período de cuatro años sin convulsiones puede indicar la posibilidad de reducir o suspender los medicamentos.La muerte o daño cerebral permanente a causa de las convulsiones es poco común pero puede ocurrir si la convulsión es prolongada o si se presentan dos o más convulsiones en un período corto (estado epiléptico). La muerte o el daño cerebral son, más a menudo, causados por la falta prolongada de respiración y la resultante muerte del tejido cerebral por falta de oxígeno. Existen algunos casos de muerte súbita e inexplicable en pacientes con epilepsia.Si la convulsión ocurre mientras la persona está conduciendo u operando equipo peligroso, se pueden presentar lesiones serias, por lo cual estas actividades se deben restringir en personas con trastornos convulsivos mal controlados.Es posible que las convulsiones poco frecuentes no restrinjan significativamente el estilo de vida de la persona, por lo que el trabajo, el estudio y la recreación no necesariamente se deben limitar.
Complicaciones
  • Convulsiones prolongadas o numerosas sin recuperación completa entre ellas (estado epiléptico)
  • Lesiones causadas por caídas, golpes o mordida autoinfligida
  • Lesiones durante una convulsión mientras se está conduciendo u operando maquinaria
  • Inhalación de líquido a los pulmones y consecuente neumonía por aspiración
  • Daño cerebral permanente (accidente cerebrovascular u otro daño)
  • Dificultad de aprendizaje
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Muchos medicamentos antiepilépticos producen defectos congénitos, por lo que las mujeres que desean quedar embarazadas deben informar a su médico con anterioridad para ajustarlos
Situaciones que requieren asistencia médica
Se debe llamar al número local de emergencia (como el 911 en Estados Unidos) si es la primera vez que una persona tiene una convulsión o si se presenta una convulsión en una persona sin una placa o brazalete de identificación médica (con instrucciones que expliquen qué se debe hacer). En el caso de alguien que haya presentado convulsiones con anterioridad, se debe llamar una ambulancia para cualquiera de las siguientes situaciones de emergencia:
  • Es una convulsión más larga de las que la persona presenta normalmente o es un número inusual de convulsiones para la persona
  • Se repiten las convulsiones en pocos minutos
  • Se repiten las convulsiones cuando no se ha recuperado el conocimiento o comportamiento normal entre ellas (estado epiléptico)
Se debe buscar asistencia médica si aparecen nuevos síntomas, incluyendo posibles efectos secundarios de los medicamentos (somnolencia, inquietud, confusión, sedación, etc), náuseas y vómito, erupción cutánea, pérdida del cabello, temblores o movimientos anormales, o problemas de coordinación.
Prevención
En general, no existe una prevención conocida para la epilepsia. Sin embargo, con una dieta y reposo adecuados, la abstinencia de drogas y alcohol se puede disminuir la probabilidad de precipitar una convulsión en una persona con epilepsia.Se debe reducir el riesgo de traumatismo craneal mediante el uso de cascos durante actividades de riesgo, lo cual puede ayudar a disminuir la posibilidad de desarrollar epilepsia.Actualizado: 8/7/2006Fecha de revisión: Daniel Kantor, MD, Director of the Comprehensive MS Center, Neuroscience Institute, University of Florida Health Science Center, Jacksonville, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 1997-2009, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.

Medicamentos para el tratamiento de Epilepsia