ALERGIA - Prevención

Amamantar puede ayudar a prevenir o disminuir las alergias cuando se alimenta al bebé de esta forma sólodurantecuatro a seis meses.Sin embargo, cambiar la dieta de una madre durante el embarazo o durante la lactancia no parece ayudar a prevenir las alergias.Para la mayoría de los niños, cambiar la dieta o usar leches maternizadas (fórmulas) especiales no parece prevenir las alergias. Si hay antecedentes familiares de eccema y alergias en uno de los padres, hermano o hermana, hable con el pediatra acerca de la alimentación de su bebé. Igualmente, existeevidencia de que estarexpuesto a ciertos alergenos (como los ácaros del polvo y la caspa de los gatos) durante el primer año de vida puede preveniralgunas alergias. Esto se denomina "hipótesis de la higiene" y surgió de la observación de que los bebés que viven en granjas tienden a tener menos alergias que los bebés que crecen en ambientes más estériles. Sin embargo, a niños mayores no parece beneficiarlos.Una vez que las alergias se han presentado, el hecho de tratarlas y evitar cuidadosamente los desencadenantes puede prevenir las reacciones en el futuro.