OSTELIN F - Farmacología

La vitamina A es esencial para el funcionamiento normal de la retina y la visión nocturna. Interviene en el crecimiento de los huesos, la función testicular y ovárica, en el desarrollo del embrión y en la regulación del crecimiento y la diferenciación de los tejidos epiteliales. También puede actuar como cofactor en reacciones bioquímicas. La vitamina C (ácido ascórbico) es necesaria para la formación de colágeno y la reparación de los tejidos corporales y puede estar implicada en algunas reacciones de oxidación - reducción. También interviene en el metabolismo de la fenilalanina, la tirosina, el ácido fólico y el hierro; en la utilización de los hidratos de carbono, en la síntesis de los lípidos y las proteínas y en la conservación de la integridad de los vasos sanguíneos. La vitamina D es esencial para favorecer la absorción y la utilización de calcio y fosfato y para la calcificación normal de los huesos. Junto con la hormona paratiroidea y la calcitonina, regula las concentraciones séricas de calcio, aumentando las concentraciones séricas de calcio y fosfato, según sea necesario. El ión fluoruro se incorpora y estabiliza los cristales de apatita presentes en huesos y dientes. La incorporación en la superficie del esmalte de los dientes parece aumentar la resistencia al ácido e inhibir el desarrollo de las caries. Los fluoruros también pueden favorecer la remineralización del esmalte descalcificado e interferir el desarrollo de las bacterias de la placa dental. Farmacocinética: la vitamina A se absorbe bien en el tracto gastrointestinal (duodeno y yeyuno), pero requiere la presencia de sales biliares, lipasa pancreática, proteínas y grasas en la dieta. Se almacena fundamentalmente en el hígado y en pequeñas cantidades en el riñón y el pulmón. Se metaboliza en el hígado y se elimina en las heces y la orina. La vitamina C se absorbe rápidamente en el tracto gastrointestinal (yeyuno), la unión a las proteínas plasmáticas es baja (25%). Está presente en el plasma y las células, pero las mayores concentraciones se hallan en el tejido glandular. El metabolismo es hepático y la eliminación es renal principalmente como metabolitos, muy poca cantidad sin metabolizar excepto con dosis elevadas. La vitamina D se absorbe fácilmente en el intestino delgado y requiere la presencia de sales biliares. Se une a alfa globulinas específicas para su transporte y se deposita principalmente en el hígado y en otros reservorios de grasas. La activación metabólica del ergocalciferol se produce en dos pasos, el primero en el hígado y el segundo en el riñón. La eliminación es biliar y renal. Los fluoruros en solución o en forma de sales solubles se absorben rápida y casi completamente en el tubo digestivo. Se acumulan en el hueso y se eliminan en la orina.