NEXIUM® GRANULADO - Advertencias

Ante la presencia de algún síntoma alarmante (ej. considerable pérdida de peso no intencional, vómito recurrente, disfagia, hematemesis o melena) y cuando se sospecha o se confirma úlcera gástrica, se debe descartar la neoplasia, ya que el tratamiento con NEXIUM® puede aliviar los síntomas y demorar el diagnóstico. Los pacientes que reciben un tratamiento de larga duración (particularmente aquellos tratados durante más de un año) deben realizarse controles regulares. El tratamiento de larga duración está indicado en adultos y adolescentes (a partir de los 12 años de edad, ver Indicaciones). Debe indicarse a los pacientes que reciben el tratamiento según necesidades que deben consultar a su médico si los síntomas cambian de naturaleza. No se investigó el tratamiento según las necesidades en niños y por lo tanto no se recomienda en este grupo de pacientes. Al prescribir Esomeprazol para un tratamiento según las necesidades, deben considerarse las interacciones con otros medicamentos debido a que pueden fluctuar las concentraciones plasmáticas del Esomeprazol. Este producto medicinal contiene sacarosa y glucosa. Los pacientes con raros problemas hereditarios de intolerancia a la fructuosa, malabsorción de la glucosa y la galactosa o insuficiencia de sacarasa-isomaltasa no deben tomar este medicamento. El tratamiento con inhibidores de la bomba de protones puede llevar a un leve aumento en el riesgo de las infecciones como Salmonella y Campylobacter. No se recomienda la co-administración de Esomeprazol con atazanavir. Si la combinación de atazanavir con un inhibidor de la bomba de protones se considera inevitable, se recomienda un monitoreo clínico en combinación con un aumento en la dosis de atazanavir a 400 mg con 100 mg de ritonavir, no debiendo excederse la dosi s de 20 mg de Esomeprazol. El Esomeprazol, como todos los medicamentos inhibidores de la acidez, puede reducir la absorción de la vitamina B12 (cianocobalamina) durante la hipo- o aclorhidria. Esto debe ser considerado en pacientes con bajo almacenamiento corporal o factores de riesgo por la reducción de la absorción de la vitamina B12 en terapia a largo plazo. Esomeprazol es un inhibidor de CYP2C19. Al comenzar o finalizar el tratamiento con Esomeprazol, debe considerarse las posibles interacciones con los fármacos metabolizados clínica de esta interacción es incierta. Como precaución, debe desestimarse el uso concomitante de Esomeprazol y clopidogrel. Se reportaron casos de hipomagnesemia severa en pacientes tratados con inhibidores de la bomba de protones (IBPs) como el Esomeprazol por al menos tres meses, y en la mayoría de los casos por un año. Manifestaciones serias de hipomagnesemia como fatiga, tetania, delirio, convulsiones, mareos y arritmia ventricular pueden ocurrir pero pueden comenzar insidiosamente y pueden ser pasadas por alto. En los pacientes más afectados, la hipomagnesemia mejoró luego del reemplazo de magnesio y la discontinuación del IBP. Para pacientes que van a ser sometidos a un tratamiento prolongado o que toman IBP junto a digoxina o drogas que pueden causar hipomagnesemia (por ejemplo, diuréticos), los profesionales de la salud deben considerar medir los niveles de magnesio antes de comenzar con el tratamiento con IBP y periódicamente durante el tratamiento. Los inhibidores de las bombas de protones, especialmente si son utilizados en altas dosis y durante largo tiempo ( > 1 año), pueden incrementar moderadamente el riesgo de fractura de cadera, muñeca y columna, predominantemente en pacientes ancianos o en presencia de otros factores de riesgo conocidos. Estudios observacionales sugieren que los inhibidores de la bomba de protones pueden incrementar el riego de fractura total cerca del 10-40%. Algunos de estos aumentos pueden deberse a otros factores de riesgo. Pacientes con riesgo de osteoporosis deben recibir cuidados de acuerdo a las guías clínicas actuales y deben tener una ingesta adecuada de vitamina D y calcio. Interferencia con pruebas de laboratorio: El nivel aumentado de CgA puede interferir con las investigaciones para detectar tumores neuroendócrinos. Para evitar esta interferencia, se debe discontinuar temporariamente el tratamiento con Esomeprazol durante por lo menos cinco días antes de las mediciones de CgA.