Prospecto NAPRUX DISTEN

Composición
Cada comprimido contiene: Naproxeno 250,0 mg, Carisoprodol 200,0 mg. Excipientes: (Almidón de Maíz 60,00 mg; Celulosa Microcristalina 148,00 mg; Croscarmelosa Sódica 7,00 mg; Dióxido de Silicio Coloidal 7,00 mg; Estearato de Magnesio 7,00 mg; Talco 21,00 mg).
Farmacología
Acción farmacológica: El Naproxeno pertenece al grupo del ácido arilacético, entre las drogas antiinflamatorias no esteroides. Tiene propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antipiréticas. Al igual que otros agentes antiinflamatorios no esteroides, ejerce su acción por medio de la inhibición de la síntesis de las prostaglandinas. El Carisoprodol es un relajante muscular de acción central y se considera que el mecanismo de acción podría estar relacionado con sus propiedades sedantes, ya que no relaja de manera directa el músculo esquelético. Farmacocinética: El Naproxeno se absorbe en forma rápida y completa desde el tracto gastrointestinal luego de su administración oral. El Carisoprodol se metaboliza en el hígado. Sus efectos se presentan rápidamente y perduran de 4 a 6 horas. Tasa de absorción: El Naproxeno se absorbe en forma rápida y completa (aprox. 100%) luego de su administración oral. Biodisponibilidad: La biodisponibilidad del Naproxeno es del 95%. Unión a proteínas plasmáticas: La unión a proteínas plasmáticas del Naproxeno es del 99%. Debido a su gran capacidad para fijarse a ellas, una importante fracción del fármaco permanece en la sangre sin afinidad especial para otros tejidos. Vida media de eliminación: La vida media de eliminación del Naproxeno oscila entre las 12 y las 17 horas y la del Carisoprodol es de 8 hs. Cmáx: La concentración pico plasmática se alcanza 2 a 4 horas después de la administración. Eliminación: La vía principal de eliminación del Naproxeno y sus metabolitos es la urinaria (95%); el resto se elimina por heces y vía biliar. El Carisoprodol se excreta por vía renal.
Indicaciones
Está indicado para el corto tratamiento de los trastornos musculoesqueléticos que cursan con dolor agudo juntamente con contractura muscular.
Dosificación
Adultos y mayores de 16 años: La dosis recomendada es de 1 a 2 comprimidos, dos veces por día. La dosis de 4 comprimidos por día no deberá ser superada. Se aconseja la administración de Naprux Disten después de las comidas. Las dosis mencionadas son de orientación y la posología definitiva se ajustará al criterio médico. Debido a que Naprux Disten contiene Carisoprodol, el tratamiento no deberá superar las dos semanas. Ancianos, pacientes con insuficiencia hepática y/o renal: Debe usarse la dosis efectiva más baja durante el menor período de tiempo, lo cual debe ser consistente con las metas terapéuticas para cada paciente en forma individual (ver Precauciones). En ancianos (mayores de 65 años) debe usarse sólo si es necesario, recomendándose la mitad de la dosis o menos.
Contraindicaciones
Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, a la aspirina o a otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides, y en quienes estas drogas inducen manifestaciones alérgicas (posibilidad de sensibilidad cruzada), síndrome de asma, rinitis y pólipos nasales. Se cree que la hipersensibilidad a los diferentes AINEs está estrechamente relacionada con el grado en que estos fármacos inhiben las prostaglandinas. Es posible, por tanto, que exista una dosis umbral por debajo de la cual no se detectarían síntomas. Embarazo y lactancia (ver Precauciones). Contraindicado en menores de 16 años. Úlcera gastroduodenal activa, insuficiencia renal severa, insuficiencia hepática severa. Porfiria aguda intermitente.
Reacciones adversas
Relacionadas con Naproxeno: A los pacientes que se les administró Naproxeno durante los estudios clínicos, las reacciones adversas informadas con mayor frecuencia en aproximadamente el 1 al 10% de los pacientes son: Sistema gastrointestinal: constipación, pirosis, dolor abdominal, náuseas, constipación, diarrea, dispepsia. Sistema nervioso central: cefalea, vértigo, somnolencia. Dermatológicas: prurito, erupciones cutáneas, equimosis, sudoración aumentada, púrpura. Sentidos: tinnitus, alteraciones visuales. Sistema cardiovascular: edema periférico, palpitaciones. Generales: disnea, sed. Las siguientes son reacciones adversas notificadas en menos del 1% de los pacientes que ingirieron Naproxeno durante los estudios clínicos y en el período posterior a la comercialización. Generales: edema angioneurótico, trastornos menstruales, pirexia. Sistema cardiovascular: insuficiencia cardiaca, vasculitis, hipertensión, edema pulmonar. Sistema gastrointestinal: hemorragia y/o perforación gastrointestinal, hematemesis, pancreatitis, vómitos, colitis, estomatitis ulcerativa, esofagitis, úlcera péptica. Hepatobiliares: ictericia, valores anómalos de pruebas funcionales hepáticas, hepatitis. Sangre y sistema linfático: eosinofilia, leucopenia, melena, trombocitopenia, agranulocitosis, granulocitopenia, anemia hemolítica, anemia aplásica. Metabólicas y nutricionales: hiperglucemia, hipoglucemia. Sistema nervioso: incapacidad para concentrarse, depresión, alteraciones del sueño, insomnio, mialgia, astenia muscular, meningitis aséptica, disfunción cognoscitiva, convulsiones. Sistema respiratorio: neumonitis eosinofílica, asma. Dermatológicas: alopecia, urticaria, rash cutáneo, necrólisis epidérmica tóxica, eritema multiforme, eritema nudoso, exantema fijo medicamentoso, liquen plano, reacción pustulosa, lupus eritematoso sistémico, síndrome de Stevens-Johnson, dermatitis fotosensible, reacciones de fotosensibilidad, incluyendo casos raros en que la piel se asemeja a la porfiria cutánea tarda (pseudoporfiria) o a la epidermólisis bullosa. Si se produce fragilidad cutánea, formación de flictenas u otros síntomas indicativos de pseudoporfiria, debe suspenderse el tratamiento y vigilar al paciente. Sentidos: alteraciones de la audición, opacidad corneal, papilitis, neuritis óptica retrobulbar, papiledema. Sistema urogenital: nefritis glomerular, hematuria, hipercalcemia, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, enfermedad renal, insuficiencia renal, necrosis papilar renal, creatinina sérica elevada. Aparato reproductor: infertilidad. Relacionadas con Carisoprodol: Las siguientes reacciones adversas fueron notificadas durante el uso de Carisoprodol con posterioridad a su comercialización. Debido a que las mismas se reportaron en forma voluntaria a partir de una población de tamaño incierto, no siempre resulta posible estimar en forma confiable su frecuencia o establecer una relación causal respecto de la exposición a la droga. Sistema nervioso central: somnolencia y otros efectos que pueden requerir reducción de la dosis. También se observaron: mareo, vértigo, ataxia, temblor, agitación, irritabilidad, depresión, cefalea, insomnio, parestesia y convulsiones (ver Sobredosificación). En muy raras ocasiones, luego de la primera dosis de Carisoprodol, se observaron reacciones idiosincrásicas. Estas reacciones se presentaron inmediatamente después o en las horas siguientes a la administración y se han caracterizado por extrema debilidad, cuadriplejía transitoria, mareo, ataxia, pérdida temporal de la visión, diplopía, midriasis, disartria, agitación, euforia, confusión y desorientación. Cardiovasculares: rara vez taquicardia, hipotensión postural y enrojecimiento facial (ver Sobredosificación). Sistema gastrointestinal: ocasionalmente náuseas, vómitos y epigastralgia. Hematológicas: leucopenia, pancitopenia. Reacciones alérgicas o idiosincrásicas: ocasionalmente se producen y se manifiestan por rash cutáneo, eritema multiforme, prurito, eosinofilia. Reacciones alérgicas severas han sido reportadas, como episodios asmáticos, fiebre, edema angioneurótico, hipotensión. En caso de alergia al Carisoprodol, discontinuar el fármaco e iniciar el tratamiento sintomático, que incluye Epinefrina, antihistamínicos y, en casos severos, corticosteroides.
Precauciones
Pacientes con riesgo de hemorragia y/o perforación gastrointestinal. Naprux Disten no debe ser administrado concomitantemente con Naproxeno u otros antiinflamatorios no esteroides. Se deberá administrar cuidadosamente en insuficiencia renal. Si la insuficiencia renal fuese severa, administrar Naprux Disten con máxima precaución, realizando controles urinarios para evitar el riesgo de la acumulación del Naproxeno o sus metabolitos (debe suspenderse la administración con una depuración renal menor a 20 ml/minuto de Naproxeno). Administrar con precaución en insuficiencia hepática y en pacientes de edad avanzada. Puede precipitar un cuadro de broncoespasmo en pacientes con antecedentes asmáticos o enfermedad alérgica. El Naproxeno disminuye la agregación plaquetaria y prolonga el tiempo de sangría. Por su afinidad a las proteínas plasmáticas, el Naproxeno puede desplazar a otros fármacos, debiendo administrarse con precaución concomitantemente con anticoagulantes orales, hidantoínas, sulfamidas. El efecto natriurético de la Furosemida puede ser inhibido por el Naproxeno y puede inhibir la depuración renal del Litio. Al igual que otros AINEs, puede disminuir el efecto antihipertensivo del Propanolol y otros betabloqueantes. El Carisoprodol debe administrarse con precaución en pacientes predispuestos a la adicción. Su uso prolongado puede inducir habituación o adicción en pacientes susceptibles. En raras ocasiones, el Carisoprodol puede provocar reacciones de idiosincrasia, que aparecen entre minutos y horas, requiriendo hospitalización en algunos casos, para control de los síntomas (diplopía, disartria, cuadriplejia transitoria, ataxia, euforia, etc.). La administración de bebidas alcohólicas y el uso de psicofármacos pueden potenciar el efecto del Carisoprodol. Se han descripto anormalidades esporádicas en las pruebas de laboratorio (transaminasas hepáticas); si las anormalidades continúan, deberá interrumpirse el tratamiento. En tratamientos prolongados es conveniente realizar controles hematológicos. Somnolencia y otros efectos colaterales del Sistema Nervioso Central requieren disminución de la dosis de Carisoprodol. Interacciones: Hidantoínas: debido a la importante unión del Naproxeno con las proteínas plasmáticas los pacientes que reciban simultáneamente hidantoínas deberán ser controlados, por si fuere necesario un ajuste de la dosificación. Anticoagulantes-sulfonilureas: en los estudios clínicos no se han observado interacciones del Naproxeno con anticoagulantes o sulfonilureas, pero se aconseja precaución, pues se han visto interacciones con otros agentes no esteroides de este tipo. Furosemida: se ha informado que el efecto natriurético de la Furosemida puede ser inhibido por algunas drogas de este tipo. Litio: también se ha informado la inhibición del clearance renal del Litio que conduce a un incremento de la concentración plasmática del mismo. Betabloqueantes: el Naproxeno y otros AINEs pueden reducir el efecto antihipertensivo del Propranolol y otros betabloqueantes. La administración concomitante con Probenecid aumenta los niveles plasmáticos del Naproxeno y extiende significativamente su vida media en el plasma. La administración concurrente de Naproxeno y Metotrexato debe hacerse con precaución debido a que se ha informado que el Naproxeno al igual que otros AINEs, reduce la secreción tubular de Metotrexato en animales, y, por lo tanto, posiblemente aumenta su toxicidad. Inhibidores de la ECA: el Naproxeno al igual que otros AINEs, puede aumentar el riesgo de insuficiencia renal asociada con la utilización de los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina. Se sugiere discontinuar temporalmente la terapéutica con Naproxeno 48 horas antes de efectuar pruebas de la función renal debido a que el Naproxeno puede interferir con las evaluaciones de 17-cetosteroides. Del mismo modo, el Naproxeno puede interferir con algunos ensayos urinarios del ácido 5-hidroxiindolacético. Ciclosporina: el Naproxeno puede aumentar el riesgo de los efectos nefrotóxicos de esta droga, principalmente en pacientes de edad avanzada. Trombolíticos: puede aumentar el riesgo de hemorragia. Zidovudina: aumenta el riesgo de toxicidad aguda sobre la serie de glóbulos rojos (tiene acción sobre los reticulocitos), un cuadro de anemia aguda severa puede sobrevenir después de 8 días de haber medicado al paciente con AINEs. Pentoxifilina: aumento del riesgo de hemorragia. Se sugiere intensificar los controles clínicos en pacientes medicados con dicha droga. Depresores del SNC: debido a que el Carisoprodol tiene efectos aditivos cuando se administra junto con depresores del SNC (alcohol, benzodiazepinas, opioides, antidepresivos tricíclicos) se deben dar con precaución cuando se asocian más de uno de estos agentes al mismo tiempo. Inhibidores e inductores de CYP2C19: el Carisoprodol se metaboliza en el hígado a través de CYP2C19 para formar Meprobamato. La administración simultánea de inhibidores de CYP2C19, tales como Omeprazol o Fluvoxamina, con Carisoprodol puede resultar en una exposición mayor del Carisoprodol y una exposición menor del Meprobamato. La administración simultánea de inductores de CYP2C19, tales como la Rifampicina con el Carisoprodol podría dar por resultado una menor exposición del Carisoprodol y una mayor del Meprobamato. Se desconoce el impacto farmacológico completo de estas alteraciones potenciales de las exposiciones en términos de la eficacia o seguridad del Carisoprodol. Embarazo y lactancia: No deberá utilizarse durante el embarazo y lactancia (ver Contraindicaciones). Pasaje de la droga a leche materna: Tanto el Naproxeno como el Carisoprodol se encuentran en la leche materna. Empleo en pediatría: No debe usarse en menores de 16 años. Empleo en ancianos: Los estudios indican que a pesar de que la concentración plasmática total de Naproxeno no sufre modificaciones, la fracción de Naproxeno libre se encuentra aumentada; se desconoce el significado de este hallazgo para la dosificación del mismo. No se ha establecido la eficacia, seguridad y farmacocinética del Carisoprodol en pacientes mayores de 65 años. Al igual que con otros fármacos, es prudente la utilización de la menor dosis efectiva de Naprux Disten. Empleo en insuficiencia hepática y renal: La enfermedad hepática alcohólica crónica, y probablemente también otras formas de cirrosis, reducen la concentración plasmática total del Naproxeno, pero la concentración plasmática del Naproxeno libre se encuentra aumentada. No se conocen las consecuencias de este hallazgo con respecto a la dosificación del mismo. El Carisoprodol es metabolizado en el hígado, por lo tanto podría producirse la excesiva acumulación de éste en pacientes con compromiso de la función hepática. Teniendo en cuenta la información precedente resulta prudente el empleo de la dosis efectiva menor de Naprux Disten en pacientes con función hepática disminuida. Debido a que el Naproxeno y sus metabolitos se eliminan en gran medida (95%) por la orina, vía filtración glomerular y teniendo en cuenta que el Carisoprodol es excretado por vía urinaria, debe usarse con cautela en pacientes con deterioro significativo de la función renal, aconsejándose en esos casos el control de la creatinina sérica y/o clearance de creatinina. El Naproxeno no debe utilizarse durante tiempo prolongado en pacientes con clearance de creatinina basal inferior a 20 ml/min. La función renal debe ser evaluada en algunos pacientes, antes y durante la terapéutica con Naproxeno, particularmente los que padezcan compromisos del flujo sanguíneo renal, tales como depleción del volumen extracelular, cirrosis hepática, restricción sódica, insuficiencia cardíaca congestiva y enfermedad renal preexistente. Pueden ser considerados dentro de esta categoría, los ancianos, en los cuales es posible la existencia de una función renal deteriorada, y los pacientes que utilizan diuréticos. En estos casos deberá considerarse una reducción de la dosis diaria a fin de evitar la posibilidad de una excesiva acumulación de metabolitos del Naproxeno. La seguridad y farmacocinética del Carisoprodol en pacientes con insuficiencia renal no ha sido evaluada. Dado que se elimina por vía renal, debe tenerse precaución si se administra a estos pacientes.
Advertencias
Debe controlarse la presión arterial cuando se inicia un tratamiento con un AINE y durante el curso del mismo, pues puede producirse hipertensión o el empeoramiento de la misma, si ya se hubiese presentado hipertensión previamente. Ello puede contribuir a una mayor incidencia de eventos cardiovasculares. El Naproxeno puede ocasionar severos efectos adversos gastrointestinales tales como inflamación, hemorragia, ulceración y perforación gastrointestinal. Se ha descrito la aparición de necrosis papilar renal y otros trastornos renales en pacientes que recibían AINEs. Los AINEs pueden producir serios efectos adversos tales como dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica ante lo cual debe suspenderse el tratamiento. En muy raras ocasiones la primera dosis de Carisoprodol puede producir reacciones idiosincrásicas que aparecen en minutos u horas (Ver Precauciones). Los síntomas ceden por lo general en el transcurso de algunas horas. Se debe suspender la droga e iniciar terapia sintomática (antihistamínicos, corticoides). Los psicotrópicos y depresores del SNC pueden presentar efectos aditivos por sinergismo con Carisoprodol. En función de la posible gravedad de las manifestaciones gastrointestinales, especialmente en pacientes sometidos a un tratamiento anticoagulante, conviene vigilar particularmente la aparición de una sintomatología digestiva. En caso de hemorragia gastrointestinal, se debe interrumpir el tratamiento. En función de la posible gravedad de las manifestaciones cutáneas conviene controlar especialmente la aparición de manifestaciones mucocutáneas (prurito, rash, aftas, conjuntivitis). En estos casos se debe interrumpir el tratamiento. El Carisoprodol pasa en cantidades sustanciales a la leche materna, por lo tanto no debe indicarse en mujeres que amamantan. Los pacientes deben ser advertidos que el Ingrediente Farmacéutico Activo (IFA) Carisoprodol posee propiedades sedativas y por lo tanto puede disminuir habilidades mentales y/o físicas requeridas para llevar a cabo tareas potencialmente riesgosas o que requieran atención y alerta, tales como conducción de vehículos u operación de máquinas. Existen experiencias descriptas en cuanto a que el Carisoprodol puede generar casos de abuso y dependencia, en particular por el uso prolongado del medicamento, por lo que su suspensión abrupta podría desencadenar efectos tales como ansiedad, insomnio, temblores, alucinaciones e incluso convulsiones. También se han observado efectos adictivos con el uso de Carisoprodol conjuntamente con alcohol, u otros depresores del Sistema Nervioso Central (SNC). No se recomienda el uso de Naprux Disten en menores de 16 años. Este medicamento se encuentra incluido en un Plan de Farmacovigilancia Activa. En Europa no se comercializa este principio activo, en cambio en EE. UU. se comercializa en dosis de 250 y 350 mg por comprimido.
Conservación
Conservar a temperatura ambiente menor de 30°C.
Sobredosificación
Ante la eventualidad de una sobredosificación concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con el Centro toxicológico del Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez, Tel. (011) 4962-6666/2247; Hospital A. Posadas, Tel. (011) 4654-6648 o 4658-7777. Naproxeno: Una sobredosis importante de Naproxeno puede cursar con mareo, somnolencia, epigastralgia, molestias abdominales, indigestión, pirosis, náuseas, trastornos pasajeros de la función hepática, hipoprotombinemia, disfunción renal, acidosis metabólica, apnea, desorientación o vómitos. Unos pocos pacientes experimentaron convulsiones. Carisoprodol: La sobredosis de Carisoprodol produce comúnmente depresión del sistema nervioso central. También se han notificado coma, shock, depresión respiratoria, muy rara vez muerte, hipotensión, convulsiones, alucinaciones, reacciones distónicas, visión borrosa, midriasis, euforia, rigidez y/o cefaleas. Los efectos de una sobredosis de Carisoprodol y otros depresores del sistema nervioso central (tales como alcohol, benzodiazepinas, opioides, antidepresivos tricíclicos) pueden ser aditivos aun cuando una de las drogas ha sido ingerida en la dosis recomendada. Tratamiento orientativo inicial de la sobredosificación: En el caso de una ingesta accidental o voluntaria excesiva se deberá proceder al vaciado estomacal y a la aplicación de medidas de apoyo habituales. Los estudios toxicológicos indican que la administración rápida de carbón activado en cantidades adecuadas tiende a reducir significativamente la absorción del fármaco. La hemodiálisis no disminuye la concentración plasmática del Naproxeno debido al alto grado de su ligazón proteica. Aunque la información acerca de la sobredosificación del Carisoprodol es escasa, se dispone de información con Meprobamato, habiendo sido existosos los tratamientos con diálisis peritoneal, hemodiálisis y diuresis osmótica con Manitol en estos casos.
Presentación
Envases de 10 y 30 comprimidos.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *