Prospecto MODURETIC

Composición
Cada comprimido contiene: Clorhidrato de Amilorida 5 mg; Hidroclorotiazida 50 mg.
Indicaciones
MODURETIC® (Hidroclorotiazida/ClH de amilorida), está indicado en pacientes con hipertensión o con insuficiencia cardíaca congestiva que han desarrollado hipopotasemia al ser tratados con tiazidas solas y/o en aquellos pacientes en los cuales la depleción de potasio puede ser sospechada o anticipada. MODURETIC, la combinación de ClH de amilorida y hidroclorotiazida, minimiza la posibilidad de desarrollo de una excesiva pérdida de potasio en pacientes que presenten diuresis vigorosa por periodos prolongados de tiempo. MODURETIC, con ClH de amilorida como componente ahorrador de potasio, está especialmente indicado en aquellas condiciones donde el efecto positivo del balance de potasio es particularmente importante. El uso de agentes ahorradores de potasio es a menudo innecesario en pacientes que requieren diuréticos para el tratamiento de una hipertensión esencial no complicada, que reciben una dieta normal. MODURETIC se puede usar solo o como complemento de otra terapia antihipertensiva en condiciones tales como: hipertensión, edema de origen cardíaco, cirrosis hepática con ascitis y edema. Cuando se administran dos antihipertensivos, se recomienda que uno de ellos sea diurético, pero posiblemente sea necesario disminuir la dosis del otro antihipertensivo. Esta asociación fija de drogas no debe indicarse para el tratamiento inicial del edema o la hipertensión, salvo en pacientes en los que el riesgo de hipopotasemia es clínicamente importante (tales como pacientes digitalizados, o pacientes con arritmias cardíacas significativas).
Dosificación
Hipertensión: La dosificación usual es de 1 comprimido de MODURETIC al día, en una sola toma o distribuido en varias dosis. Algunos pacientes pueden necesitar solamente 1/2 comprimido una vez al día. Edema de origen cardíaco: Se puede iniciar la administración de MODURETIC con 1/2 comprimido al día, esta dosificación se puede aumentar si es necesario, pero no se deben administrar más de 2 comprimidos al día. La dosificación óptima está determinada por la respuesta diurética y por la concentración sérica de potasio. Una vez iniciada la diuresis, se debe tratar de reducir la dosificación para el tratamiento de mantenimiento, el cual se puede realizar de manera intermitente. Cirrosis Hepática con ascitis: (ver Precauciones). El tratamiento se debe iniciar con una dosificación baja de MODURETIC (un comprimido una vez al día). Si es necesario, se puede aumentar gradualmente la dosificación hasta obtener una diuresis eficaz. No se deben administrar más de 2 comprimidos al día. Las dosis de mantenimiento pueden ser menores que las requeridas para iniciar la diuresis; por lo tanto, se debe intentar reducir la dosis diaria una vez que se haya estabilizado el peso del paciente. En los pacientes cirróticos es especialmente deseable la reducción gradual del peso corporal, para disminuir la posibilidad de reacciones adversas relacionadas con el tratamiento diurético. Uso en niños: No se recomienda su uso en niños. Uso en ancianos: Se debe tener especial precaución debido a la susceptibilidad a sufrir desequilibrios electrolíticos. La dosis debe ajustarse de acuerdo a la función renal y a la respuesta clínica.
Contraindicaciones
Hiperpotasemia (definida como > 5,5 mEq/l). Tratamiento con drogas que disminuyen la excreción renal de potasio concomitante o suplemento de potasio (ver Precauciones). Insuficiencia renal (anuria, insuficiencia renal aguda, enfermedad renal progresiva severa, y nefropatía diabética [ver también Precauciones]). Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de este producto u otras drogas derivadas de la sulfonamida. (Ver también en Precauciones: - Empleo durante el Embarazo, Madres en Período de Lactancia y Uso Pediátrico).
Reacciones adversas
MODURETIC es usualmente bien tolerado. Aunque se han observado con relativa frecuencia efectos colaterales leves, las reacciones adversas importantes han sido poco frecuentes. Las reacciones adversas encontradas con MODURETIC han sido generalmente las relacionadas con la diuresis, el empleo de tiazidas o la enfermedad subyacente. Los ensayos clínicos no han demostrado que el riesgo de reacciones adversas sea mayor con la combinación de amilorida e hidroclorotiazida que con cada uno de sus componentes. Efectos colaterales observados con MODURETIC: Generales: Reacción anafiláctica, Cefalea*, debilidad*, fatiga, malestar general, dolor torácico, dolor de espalda, síncope. Cardiovasculares: Arritmia, taquicardia, intoxicación digitálica, hipotensión ortostática, angina de pecho. Digestivos: Náuseas/anorexia*, vómitos, diarrea, constipación, dolor abdominal, hemorragia gastrointestinal, cambios del apetito, plenitud abdominal, flatulencia, sed, hipo. Metabólicos: Aumento del potasio sérico a más de 5,5 mEq/l, desequilibrio electrolítico, hiponatremia (Ver Precauciones), gota, deshidratación, hiponatremia sintomática. Dermatológicos: Rash*, Erupción, prurito, enrojecimiento, diaforesis. Musculoesqueléticos: Dolor en las piernas, calambres musculares, dolor articular. Sistema nervioso: Mareo*, vértigo, parestesias, estupor. Psiquiátricos: Insomnio, nerviosismo, confusión mental, depresión, somnolencia. Respiratorios: Disnea. Órganos de los sentidos: Mal sabor en la boca, trastornos visuales, congestión nasal. (*) Las reacciones adversas marcadas con un asterisco son las que se han observado con más frecuencia (3 a 8%) durante los ensayos clínicos controlados con MODURETIC. Genitourinarios: Impotencia, disuria, nocturia, incontinencia, disfunción renal, incluyendo insuficiencia renal. Otras reacciones adversas observadas con uno u otro de los componentes han sido: Amilorida. Generales: Dolor de cuello/hombro, dolor en las extremidades. Digestivos: Trastornos de la función hepática, activación de una úlcera péptica probablemente preexistente, dispepsia, ictericia. Dermatológicos: Sequedad de boca, alopecia, diaforesis. Sistema Nervioso: Temblores, encefalopatía. Hematológicos: Anemia aplásica, neutropenia. Cardiovasculares: Un paciente con bloqueo cardíaco parcial desarrolló bloqueo completo, palpitaciones. Psiquiátricos: Disminución de la libido, somnolencia. Respiratorios: Tos. Órganos de los sentidos: Tinnitus, aumento de la presión intraocular. Genitourinarios: Poliuria, frecuencia urinaria, espasmo vesical. Hidroclorotiazida: Generales: Fiebre. Cardiovasculares: Angeitis necrosante (vasculitis, vasculitis cutánea). Digestivos: Ictericia (por colestasis intrahepática), pancreatitis, dolor abdominal cólico, irritación gástrica. Endócrinos/metabólicos: Glucosuria, hiperglucemia, hiperuricemia, hipocalemia. Hematológicos: Agranulocitosis, anemia aplásica, anemia hemolítica, leucopenia, púrpura, trombocitopenia. Dermatológicos: Fotosensibilidad, urticaria, sialadenitis, necrólisis tóxica epidermal. Psiquiátricos: Inquietud. Renal: Nefritis intersticial. Respiratorios: Trastornos respiratorios incluyendo neumonitis y edema pulmonar. Órganos de los sentidos: Visión borrosa transitoria, xantopsia.
Precauciones
Deterioro de la función renal: Cuando el clearance de creatinina disminuye hasta menos de 30 ml/min, los diuréticos tiazídicos son ineficaces. Los pacientes con más de 30 mg/dl de nitrógeno ureico en sangre, más de 1,5 mg/dl de creatinina sérica o más de 60 mg/dl de urea en sangre total, o con diabetes mellitus, no deben recibir MODURETIC sin una vigilancia cuidadosa y frecuente de las concentraciones de electrólitos en suero y de nitrógeno ureico en sangre. En presencia de daño renal, la adición de un agente inhibidor de la excreción urinaria de potasio acentúa la retención de éste y puede provocar la rápida aparición de hiperpotasemia. Desequilibrio electrolítico: Aunque la probabilidad de un desequilibrio electrolítico es menor con MODURETIC, se debe vigilar cuidadosamente la aparición de signos de desequilibrio hídrico y electrolítico, como hiponatremia, alcalosis hipoclorémica, hipopotasemia e hipomagnesemia. Es particularmente importante hacer determinaciones de electrólitos en el suero y en la orina cuando el paciente vomita mucho o está recibiendo líquidos por vía parenteral. Los síntomas y signos que alertan sobre el desequilibrio hídrico y electrolítico incluyen sequedad de boca, sed, debilidad, letargia, somnolencia, inquietud, convulsiones, confusión, dolores o calambres musculares, fatiga muscular, hipotensión, oliguria, taquicardia y trastornos gastrointestinales como náuseas y vómito. Como cualquier otro diurético potente, la hidroclorotiazida puede provocar hipopotasemia, especialmente si la diuresis es brusca, cuando el tratamiento es prolongado, o cuando el paciente tiene cirrosis severa. La hipopotasemia puede favorecer o exagerar los efectos tóxicos de los digitálicos sobre el corazón (por ejemplo, aumento de la irritabilidad ventricular). Aunque la hiponatremia inducida por diuréticos suele ser leve y asintomática, en unos pocos pacientes puede llegar a ser severa y causar síntomas, y en ese caso requiere atención inmediata y tratamiento apropiado. Las tiazidas pueden disminuir la excreción urinaria de calcio y causar aumentos intermitentes y leves del calcio sérico en ausencia de trastornos manifiestos del metabolismo del calcio. Se debe suspender la administración de tiazidas antes de realizar pruebas de la función paratiroidea. Uremia: La hidroclorotiazida puede precipitar o aumentar la uremia, y puede tener efectos acumulativos en pacientes con deterioro de la función renal. Si durante el tratamiento de una nefropatía aumentan la uremia y la oliguria, se debe suspender la administración del diurético. Enfermedad Hepática: Las tiazidas se deben usar con precaución en pacientes con deterioro de la función hepática o enfermedad hepática progresiva, pues alteraciones pequeñas del equilibrio hídrico y electrolítico pueden precipitar un coma hepático. Metabólicos: En algunos pacientes bajo tratamiento con tiazidas puede aparecer hiperuricemia o precipitarse un ataque de gota. Los incrementos en los niveles de colesterol y triglicéridos pueden ser asociados al tratamiento con diuréticos tiazídicos. La administración de MODURETIC se debe suspender por lo menos tres días antes de realizar una prueba de tolerancia a la glucosa. Se debe tener precaución al administrar medicamentos que disminuyen la excreción urinaria de potasio a enfermos graves que pueden presentar acidosis respiratoria o metabólica, como los que padecen enfermedades cardiopulmonares o diabetes inadecuadamente controlada. Las variaciones del balance ácido-base alteran el balance extracelular/intracelular del potasio, y el desarrollo de una acidosis puede acompañarse de un rápido aumento de la concentración sérica de potasio. Reacciones de Sensibilidad: Se ha informado que el empleo de tiazidas puede exacerbar o activar el lupus eritematoso sistémico. Carcinogénesis, mutagénesis, alteraciones de la reproducción: Clorhidrato de Amilorida: No hubo evidencia de efecto tumorigénico cuando se administró clorhidrato de amilorida por 92 semanas a ratones en dosis de hasta 10 mg/kg/día (25 veces la dosis diaria máxima en humanos). Clorhidrato de amilorida también ha sido administrado durante 104 semanas en ratas macho y hembra a dosis de hasta 6 y 8 mg/kg/día (15 y 20 veces la dosis máxima diaria para los seres humanos, respectivamente) sin mostrar evidencia de carcinogenicidad. Clorhidrato de amilorida careció de actividad mutagénica en varias cepas de Salmonella typhimurium con o sin sistema de activación microsomal de hígado de mamíferos (Test de Ames). Se han realizado estudios teratológicos con una combinación de HCl amilorida e hidroclorotiazida en conejos y ratones con dosis de hasta 25 veces la dosis diaria máxima esperada para los seres humanos y no revelaron ninguna evidencia de daño al feto. No hay evidencia de alteración de la fertilidad en ratas en niveles de dosis de hasta 25 veces la dosis diaria máxima prevista en humanos. Un estudio perinatal y postnatal en ratas mostró una reducción en la ganancia de peso materno durante y después de la gestación con una dosis diaria de 25 veces la espera dosis diaria máxima para los seres humanos. El peso corporal de las crías con vida al nacer y al destete también se redujo a este nivel de dosis. Hidroclorotiazida: Estudios de alimentación de dos años en ratones y ratas no revelaron evidencia de un potencial carcinogénico de hidroclorotiazida en ratones hembras (en dosis de hasta aproximadamente 600 mg /kg /día) o en ratas macho y hembra (en dosis de hasta aproximadamente 100 mg/kg /día). Los estudios, sin embargo, revelaron ambigua evidencia de carcinogenicidad hepática en los ratones machos. La hidroclorotiazida no fue genotóxica in vitro en el ensayo de mutagenicidad de Ames en las cepas TA 98, TA 100, TA 1535, TA 1537 y TA 1538 de Salmonella typhimurium y en la prueba de aberraciones cromosómicas en el ovario de hámster chino (CHO). Tampoco in vivo en los ensayos con cromosomas de células germinales de ratón, cromosomas de médula ósea de hámster chino y el gen letal de Drosophila recesivo ligado al sexo. Solo se obtuvieron resultados positivos en el intercambio de cromatides hermanas CHO in vitro (clastogenicidad) y en el análisis de linfoma de células del ratón (mutagenicidad), utilizando las concentraciones de hidroclorotiazida de 43 a 1300 mg/ml, y en el ensayo de no disyunción en una concentración no especificada en Aspergillus nidulans. La hidroclorotiazida no tuvo efectos adversos sobre la fertilidad de ratones y ratas de ambos sexos en los estudios en donde estas especies fueron expuestas, a través de su dieta, a dosis de hasta 100 y 4 mg/kg, respectivamente, antes de concepción y durante toda la gestación. Efectos Teratogénicos: Clorhidrato de Amilorida: no mostró daño fetal en conejos y ratones, aunque se mostró que atraviesa la placenta. Los estudios en ratas no evidenciaron problemas en la fertilidad. A dosis 5 veces o más la dosis diaria en humanos, se vio cierta toxicidad en ratas y conejos adultos, y se observó una disminución del crecimiento y de la supervivencia en la cría de ratas. Hidroclorotiazida: Estudios de reproducción en conejos, ratones y ratas con dosis de hasta 100mg/kg/día (50 veces la dosis máxima humana) no mostraron evidencia de anormalidades externas del feto debido a la hidroclorotiazida. Hidroclorotiazida que figuran en un estudio en ratas a dosis de 4-5,6 mg/kg/día (aproximadamente 2-3 veces la dosis máxima recomendada en humanos) no perjudicó la fertilidad ni produjo anomalías a la hora del nacimiento en la descendencia. Sin embargo, no se han llevado a cabo estudios controlados en humanos. Empleo durante el embarazo: El uso rutinario de diuréticos en embarazadas sanas con o sin edema leve no está indicado y expone a la madre y al feto a un riesgo innecesario. Los diuréticos no previenen el desarrollo de la toxemia del embarazo, y no hay pruebas satisfactorias de que sean útiles en el tratamiento de ésta. Las tiazidas atraviesan la barrera placentaria y aparecen en la sangre del cordón umbilical, por lo que el empleo de MODURETIC cuando exista o se sospeche la presencia de embarazo requiere comparar los beneficios que se piensa obtener con los posibles riesgos para el feto, que incluyen ictericia fetal o neonatal, trombocitopenia y, posiblemente, otras reacciones adversas que han ocurrido en adultos. Madres en período de lactancia: Las tiazidas aparecen en la leche materna. Si se considera indispensable administrar el medicamento a una madre en período de lactancia, ésta debe dejar de amamantar. Empleo en niños: No se ha determinado la seguridad del empleo de clorhidrato de amilorida en niños, por lo que no se recomienda administrar MODURETIC a pacientes de ese grupo.
Advertencias
Hiperpotasemia: Se ha observado hiperpotasemia (concentración sérica de potasio mayor a 5,5 mEq/l) en 1-2% de los pacientes que recibieron clorhidrato de amilorida solo o asociado a otros diuréticos, especialmente en pacientes de edad avanzada y en enfermos hospitalizados con cirrosis hepática o edema cardíaco que tenían alteraciones renales comprobadas, estaban seriamente enfermos o recibían tratamiento diurético intenso. Estos pacientes deben ser vigilados cuidadosamente en busca de signos clínicos, de laboratorio y electrocardiográficos de hiperpotasemia. Han ocurrido algunas muertes en pacientes de este tipo. No se debe administrar potasio adicional (ya sea en forma de un suplemento o de una dieta rica en potasio) al mismo tiempo que MODURETIC, excepto en casos de hipopotasemia severa y/o refractaria. Si se administra potasio suplementario, se recomienda vigilar cuidadosamente la concentración de potasio en el suero. Tratamiento de la Hiperpotasemia: Si aparece hiperpotasemia en un paciente que está tomando MODURETIC, se debe suspender inmediatamente la administración del medicamento y, si es necesario, se deben tomar medidas activas para reducir la concentración de potasio en el plasma. Diabetes: Lo pacientes diabéticos tienen mayor riesgo de hiperpotasemia al administrar esta asociación (aún en ausencia de nefropatía), por lo que se desaconseja su uso. Si fuera necesario su uso, deberá monitorearse la potasemia y debe conocerse el estado de la función renal antes de comenzar la terapia. Además, debe tenerse en cuenta que las tiazidas pueden alterar la tolerancia a la glucosa, por lo que puede ser necesario ajustar la dosificación de los agentes antidiabéticos, incluyendo la insulina.
Interacciones
Clorhidrato de Amilorida: Cuando el ClH de amilorida es administrado concomitantemente con un IECA, un antagonista de receptor de Angiotensina II, ciclosporina o tacrolimo, el riesgo de hipercalemia puede verse incrementado. Por lo tanto, si se indica el uso concomitante de ambos agentes debido a una demostrada hipocalemia, los mismos deben ser utilizados con cuidado y con frecuente monitoreo del potasio sérico. Diuréticos tiazídicos: Cuando se administran concomitantemente, las siguientes drogas pueden interactuar con los diuréticos tiazídicos. Alcohol, barbitúricos o narcóticos: Pueden potenciar la hipotensión ortostática. Medicamentos antidiabéticos (agentes orales o insulina): Puede ser necesario ajustar la dosificación del antidiabético. Otros medicamentos antihipertensivos: Efecto aditivo. Por eso, la dosificación de estos agentes, especialmente bloqueantes adrenérgicos, puede necesitar ser disminuida cuando se administran con MODURETIC. El tratamiento diurético debe discontinuarse durante 2-3 días antes de la iniciación del tratamiento con un IECA para reducir la probabilidad de hipotensión con la primera dosis. Corticosteroides, ACTH: Puede aumentar el déficit de electrólitos, en particular la hipopotasemia. Aminas presoras (p.ej., norepinefrina): Puede disminuir la respuesta a las aminas presoras, pero no lo suficiente para impedir su uso. Relajantes musculares no despolarizantes (p.ej., tubocurarina): Puede aumentar la sensibilidad al relajante muscular. Interferencia de pruebas de laboratorio: Debido a sus efectos sobre el metabolismo del calcio, las tiazidas pueden interferir las pruebas de la función paratiroidea (ver Precauciones). Litio: En general, no se debe administrar litio al mismo tiempo que agentes diuréticos, pues éstos disminuyen el clearance renal del litio y aumentan mucho el riesgo de toxicidad de éste. Antes de administrar un preparado de litio, consúltense las instrucciones para su empleo. Antiinflamatorios no esteroides incluyendo inhibidores selectivos de la COX-2: En algunos pacientes, la co administración de un agente antiinflamatorio no esteroide (AINE), incluyendo inhibidores selectivos de la COX-2 puede disminuir los efectos diurético, natriurético y antihipertensivo de los diuréticos. En algunos pacientes con función renal comprometida (Por ejemplo pacientes añosos o pacientes con hipovolemia, incluyendo aquellos bajo terapia con diuréticos) que están siendo tratados con AINEs incluyendo inhibidores selectivos de la COX-2, la co-administración de antagonistas del receptor de Angiotensina II o inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECAs) puede resultar en un mayor deterioro de la función renal incluyendo una posible insuficiencia renal aguda. Estos efectos son usualmente reversibles. Por lo tanto, la combinación debe ser administrada con cautela en pacientes con la función renal comprometida. La administración concomitante de AINEs y agentes ahorradores de potasio, incluyendo clorhidrato de amilorida, puede causar hipercalemia, particularmente en pacientes añosos. Por lo tanto, cuando ClH de amilorida es usado concomitantemente con AINEs los niveles de potasio séricos deben ser monitoreados. Clorpropamida: MODURETIC puede actuar sinérgicamente con clorpropamida y aumentar el riesgo de hiponatremia. Colestiramina y colestipol: Disminuyen la absorción de la hidroclorotiazida.
Presentación
Envases con 30 y 50 comprimidos.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *