Prospecto METGLUCON

Composición
METGLUCON 500: cada comprimido recubierto contiene metformina clorhidrato 500mg. Excipientes cs. METGLUCON 500 AP: Cada comprimido recubierto contiene: Metformina Clorhidrato 500 mg. Excipientes c.s. METGLUCON 850 AP: cada comprimido recubierto contiene: metformina clorhidrato 850mg. Excipientes cs. METGLUCON 1000 AP: cada comprimido recubierto de acción prolongada contiene: metformina clorhidrato 1.000mg. Excipientes cs.
Indicaciones
Tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2, particularmente en pacientes con sobrepeso, cuando la dieta y el ejercicio solos no producen un control adecuado de la glucemia. METGLUCON puede ser usado solo o en asociación con otros antidiabéticos orales o con insulina. Se ha informado una reducción de las complicaciones de la diabetes en pacientes obesos y diabéticos tipo 2 que fueron tratados con metformina como terapia de primera elección después del fracaso de la dieta. METGLUCON 500 AP, METGLUCON 850 AP y METGLUCON 1000 AP también está indicado como complemento de la insulinoterapia en la diabetes tipo 1 y en la diabetes inestable.
Dosificación
La administración de metformina no suplanta al régimen hipocalórico e hipoglucídico. La dosis debe adaptarse a cada paciente en particular, tomando como referencia las determinaciones de la glucemia en ayunas y la glucosuria y sin exceder las dosis máximas diarias recomendadas. METGLUCON 500: Adultos: la dosis usual inicial es de 500mg dos veces por día, administrada durante o después de las comidas. El incremento de la dosis puede efectuarse a razón de 500mg por semana de acuerdo con las determinaciones de la glucemia. El incremento gradual de la dosis y la administración con las comidas favorece la buena tolerancia gastrointestinal. La dosis media de mantenimiento (de 1.500 a 2.000mg/día) debe administrarse en dos o tres tomas por día (mañana y noche o mañana, mediodía y noche). Las dosis mayores de 2.000mg/día son mejor toleradas si se administran divididas en tres tomas diarias con las comidas. Además del control de la glucemia en ayunas y de la glucosuria, debe efectuarse la determinación de la hemoglobina glucosilada aproximadamente cada tres meses. En algunos casos es posible reducir la dosis. La dosis diaria máxima recomendada de metformina en adultos es de 3.000mg/día. Su uso no está recomendado en el embarazo. Niños: la dosis usual inicial es de 500mg dos veces por día, administrada con las comidas. El incremento de la dosis puede efectuarse a razón de 500mg por semana de acuerdo con las determinaciones de la glucemia, hasta un máximo de 2.000mg/día. Su uso no está recomendado en niños menores de 10 años. METGLUCON 500 AP, METGLUCON 850 AP: diabetes tipo 2 (no insulino dependiente): la dosis usual inicial es de 1 comprimido por día, administrado durante o después de las comidas. El incremento de la dosis debe efectuarse de acuerdo con las determinaciones de la glucemia. Si es necesario aumentar la dosis a 2 comprimidos por día, éstos deben administrarse cada 12 horas. La administración con las comidas favorece la buena tolerancia gastrointestinal. Diabetes tipo 1 (insulino dependiente): como complemento de la insulina, la dosis recomendada es de 1 a 2 comprimidos por día. Si la dosis de insulina es inferior a 40 unidades por día, la metformina se administrará a la dosis habitual y se reducirá la dosis de insulina a razón de 2 a 4 unidades cada dos días. En los pacientes que reciben insulina en dosis mayores de 40 unidades por día es recomendable efectuar la asociación bajo control clínico estricto y reducir la dosis de insulina de 30 a 50% el primer día. Los controles de glucemia posteriores guiarán la reducción progresiva posterior de la dosis de insulina. En todos los casos, además del control de la glucemia en ayunas y de la glucosuria, debe efectuarse la determinación de la hemoglobina glucosilada aproximadamente cada tres meses. En algunos casos es posible reducir la dosis. METGLUCON 1000 AP: la dosis debe adaptarse a cada paciente en particular, tomando como referencia las determinaciones de la glucemia en ayunas y la glucosuria y sin exceder las dosis máximas diarias recomendadas. Diabetes tipo 2 (no insulino dependiente): la dosis usual inicial es de 1 comprimido por día, administrado durante o después de las comidas. El incremento de la dosis debe efectuarse de acuerdo con las determinaciones de la glucemia. Si fuera necesario aumentar la dosis a 2 comprimidos por día, estos deben administrarse cada 12 horas. La administración junto con las comidas favorece la buena tolerancia gastrointestinal. Diabetes tipo 1 (insulino dependiente): como complemento de la insulina, la dosis recomendada es de 1 a 2 comprimidos por día. Si la dosis de insulina es inferior a 40 unidades por día, la metformina se administrará a la dosis habitual y se reducirá la dosis de insulina a razón de 2 a 4 unidades cada 2 días. En los pacientes que reciben insulina en dosis mayores a 40 unidades por día es recomendable efectuar la asociación bajo control clínico estricto y reducir la dosis de insulina de 30 a 50% el primer día. Los controles de glucemia posteriores guiarán la reducción progresiva posterior de la dosis de insulina. En todos los casos, además del control de la glucemia en ayunas y de la glucosuria, debe efectuarse la determinación de la hemoglobina glucosilada aproximadamente cada tres meses. El objetivo de la terapia debe ser disminuir los valores de la glucemia en ayunas y de la hemoglobina glucosilada a niveles normales o cercanos a los normales con la menor dosis efectiva de METGLUCON 1000 AP, tanto cuando se lo emplee solo como cuando se lo administre asociado con sulfonilureas o insulina. En algunos casos es posible reducir la dosis. Asociación con sulfonilureas: si el paciente no ha respondido a cuatro semanas de tratamiento con la dosis máxima de metformina como monoterapia, el médico debe considerar la adición gradual de una sulfonilurea mientras se continúa el tratamiento con METGLUCON a dosis máximas, incluso si existieran antecedentes de fracaso primario o secundario con la sulfonilurea. Cuando se emplea esta asociación persiste y puede aumentar el riesgo de hipoglucemia asociado a las sulfonilureas, por lo que se recomienda precaución. Si el paciente no responde adecuadamente a uno a tres meses de tratamiento con las dosis máximas de la asociación debe contemplarse la necesidad de administrar insulina, con o sin METGLUCON. Asociación con insulina: METGLUCON 500: al comenzar el tratamiento con METGLUCON debe continuarse la administración de las dosis usuales de insulina. La dosis usual inicial de METGLUCON en pacientes tratados con insulina es de 500mg una vez por día. En los pacientes que no responden adecuadamente, el incremento de la dosis puede efectuarse a razón de 500mg por semana hasta lograr un control adecuado de la glucemia. La dosis máxima recomendada de METGLUCON en estos pacientes es de 2.500mg/día. METGLUCON 500 AP: Al comenzar el tratamiento con Metglucon 500 AP debe continuarse con las dosis usuales de insulina. La dosis usual inicial de Metglucon 500 AP en pacientes tratados con insulina es de 1 comprimido 1 vez por día. En los pacientes que no responden adecuadamente, puede aumentarse la dosis hasta 4 comprimidos por día, administrados cada 12 hs. Cuando la glucemia en ayunas disminuye por debajo de 120 mg/dl, se recomiendo disminuir la dosis de insulina de un 10% a un 25%. En la diabetes insulino-dependiente, la metformina no reemplaza a la insulina, aunque se han observado algunas casos de sustitución total en pacientes con páncreas funcionante. METGLUCON 850 AP: la dosis usual inicial de METGLUCON 850 AP en pacientes tratados con insulina es de 1 comprimido una vez por día. En los pacientes que no responden adecuadamente, puede aumentarse la dosis a 2 comprimidos por día, administrados cada 12 horas. Cuando la glucemia en ayunas disminuye por debajo de 120mg/dl, se recomienda disminuir la dosis de insulina de un 10% a un 25%. En la diabetes insulino dependiente, la metformina no reemplaza a la insulina, aunque se han observado algunos casos de sustitución total en pacientes con páncreas funcionante. METGLUCON 1000 AP: al comenzar el tratamiento con METGLUCON 1000 AP debe continuarse la administración de las dosis usuales de insulina. La dosis usual inicial de METGLUCON 1000 AP en pacientes tratados con insulina es de 1 comprimido una vez por día. En los pacientes que no responden adecuadamente, puede aumentarse la dosis a 2 comprimidos por día, administrados cada 12 horas. Cuando la glucemia en ayunas disminuye por debajo de 120mg/dl, se recomienda disminuir la dosis de insulina de un 10% a un 25%. En la diabetes insulino dependiente, la metformina no reemplaza a la insulina, aunque se han observado algunos casos de sustitución total en pacientes con páncreas funcionante. Cambio desde otros antidiabéticos orales: se recomienda precaución durante las dos primeras semanas de tratamiento cuando se cambie la medicación de clorpropamida a METGLUCON. La prolongada retención de la clorpropamida en el organismo puede producir superposición de efectos con la metformina y ocasionar hipoglucemia. Con otros antidiabéticos orales generalmente no es necesario este período de transición. Niños: la dosis usual inicial es de 500mg dos veces por día, administrada con las comidas. El incremento de la dosis puede efectuarse a razón de 500mg por semana de acuerdo con las determinaciones de la glucemia, hasta un máximo de 2.000mg/día. METGLUCON 1000 AP: Su uso no está recomendado en el embarazo, la lactancia y en niños y adolescentes menores de 17 años. En los ancianos se recomienda administrarlo con precaución y controlando periódicamente la función renal, especialmente en ocasión del aumento de la dosis. En pacientes ancianos,
Contraindicaciones
Hipersensibilidad a la metformina o a cualquiera de los componentes del medicamento. Acidosis metabólica aguda o crónica, incluyendo la cetoacidosis diabética con o sin coma. Enfermedad o disfunción renal (creatinina plasmática 1,5mg/dl en varones y 1,4mg/dl en mujeres o clearance de creatinina anormal). Condiciones agudas que pueden afectar la función renal (deshidratación, infección severa, shock, administración intravascular de sustancias iodadas de contraste). Condiciones que pueden ocasionar hipoxia tisular (insuficiencia cardíaca congestiva descompensada, infarto de miocardio reciente, shock). Insuficiencia hepática.
Presentación
METGLUCON 500, METGLUCON 500 AP, METGLUCON 850 AP y METGLUCON 1000 AP: Envases conteniendo 30 y 60 comprimidos.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *