MERCILON - Embarazo y lactancia

El uso de MERCILON está contraindicado en el embarazo. Estudios epidemiológicos muy amplios no han revelado ni un aumento de los defectos congénitos en niños nacidos de mujeres que han usado ACOs antes del embarazo, ni un efecto teratogénico en caso de toma accidental de ACOs al principio del embarazo. Los ACOs pueden afectar la lactancia, ya que pueden reducir la cantidad de la leche materna y cambiar su composición, por lo tanto se desaconseja su uso hasta que la madre lactante haya destetado por completo a su hijo. Se pueden excretar por la leche pequeñas cantidades de esteroides anticonceptivos y/o sus metabolitos, pero no hay indicios de que ello perjudique la salud del niño.