MADOPAR® - Dosificación

El tratamiento con MADOPAR® debe ser iniciado gradualmente; las dosis deben adaptarse en forma individual y determinarse para lograr un efecto óptimo. Por lo tanto, las siguientes instrucciones posológicas deben considerarse sólo como guía: al tomar las cápsulas de MADOPAR® los pacientes deben asegurarse de ingerirlas en forma íntegra, sin masticar. Los comprimidos de MADOPAR® pueden ser fraccionados en pequeños trozos para facilitar su deglución. Los comprimidos de MADOPAR® Dispersable se disolverán en medio vaso de agua. El comprimido se diluye completamente en pocos minutos, formando una solución blanquecina. Dado que sedimenta rápidamente, es aconsejable revolver la solución antes de beberla. MADOPAR® Dispersable debe tomarse dentro de la media hora de disuelto el comprimido. Ya que la absorción puede ser alterada por la ingestión de alimentos, MADOPAR® debe ingerirse, en lo posible, como mínimo 30 minutos antes o una hora después de las comidas. Sin embargo, algunos pacientes encuentran que toleran mejor MADOPAR® si lo toman con las comidas. Tratamiento inicial: en las etapas tempranas de la enfermedad de Parkinson, es aconsejable iniciar el tratamiento con MADOPAR® 62,5mg (50mg de levodopa + 12,5mg de benserazida) tres o cuatro veces por día. Tan pronto como se confirme la tolerancia al esquema inicial de dosificación, debería incrementarse la dosis lentamente de acuerdo con la respuesta del paciente. El efecto óptimo se alcanza en general con una dosis diaria de 500mg-1.000mg de MADOPAR®, dividida en tres o más tomas. Puede ser necesario alcanzar el efecto óptimo entre las cuatro y seis semanas. Si resulta necesario incrementar aún más la dosis diaria, esto debe hacerse sobre una base mensual. Terapia de mantenimiento: la dosis diaria de mantenimiento es de 500mg-750mg de MADOPAR® dividida en tres a seis tomas. El número de dosis individuales (no menos de tres) y su distribución en el día, debe ser determinado para lograr un efecto óptimo.