LEDRON® - Precauciones

Generales: Después de la iniciación del tratamiento con Ácido Zoledrónico deben controlarse los niveles de Calcio, Magnesio y Fosfato así como los niveles de creatinina sérica. Si apareciera hipocalcemia, hipomagnesemia e hipofosfatemia, una terapia sustitutiva debe implementarse rápidamente. Los pacientes deben ser hidratados adecuadamente antes de la administración del Ácido Zoledrónico; no deben utilizarse diuréticos hasta que el paciente esté hidratado y no deben ser usados en combinación con aquel para evitar la hipocalcemia. Insuficiencia renal: Hay estudios limitados respecto del uso del Ácido Zoledrónico en pacientes con insuficiencia renal. El Ácido Zoledrónico se excreta por los riñones y el riesgo de reacciones adversas renales puede ser mayor en pacientes con insuficiencia renal. Los pacientes sometidos a esta terapia deben ser estrictamente monitoreados en la función renal. Estudios con Ácido Zoledrónico en el tratamiento de la hipercalcemia maligna excluyen a pacientes con creatinina sérica 400 mmol/L o 4,5 mg/dl. No hay datos clínicos y farmacocinéticos disponibles para seleccionar la dosis o normas previstas como asegurar el uso del Ácido Zoledrónico sin riesgos en pacientes con disfunción renal; debe ser usado únicamente si los posibles beneficios superan los posibles riesgos y después de considerar otros tratamientos opcionales. Insuficiencia hepática: Hay datos limitados sobre el uso del Ácido Zoledrónico en pacientes con hipercalcemia maligna con insuficiencia hepática y estos datos no son suficientes para seleccionar la dosis como asegurar su uso sin riesgos en estos pacientes. Pacientes con asma: En estudios clínicos no se ha observado broncoconstricción asociada con la administración del Ácido Zoledrónico mientras que con otros bifosfonatos se observó broncoconstricción en pacientes asmáticos sensibles a la aspirina. Tests de laboratorio: En pacientes tratados con Ácido Zoledrónico deben monitorearse cuidadosamente calcio sérico, electrolitos, fosfatos, magnesio, creatinina y CBC y hematocrito/ hemoglobina. Efectos sobre la capacidad de conducir y utilizar maquinarias: No se han realizado estudios en estos casos, por lo tanto se debe tener cuidado cuando se lleven a cabo estas actividades. Interacciones: Estudios clínicos in vitro han demostrado que el 22±11% del Ácido Zoledrónico está unido a las proteínas plasmáticas y en otros estudios también in vitro se observó que no inhibe las enzimas microsomales del citocromo P450. No se han realizado estudios in vivo de interacciones con otras drogas, pero se recomienda precaución cuando se administran bifosfonatos con amiglucósidos, dado que ambos agentes ejercen una acción aditiva dando como resultado una menor concentración de Calcio sérico durante períodos prolongados, además debe prestarse atención que no se desarrolle hipomagnesemia durante el tratamiento. Administrando Ácido Zoledrónico concomitantemente con agentes antineoplásicos, antibióticos y analgésicos utilizados comúnmente, no se observaron interacciones clínicas evidentes. Debe tenerse en especial precaución el uso junto con diuréticos debido a un aumento del riesgo de hipocalcemia. Carcinogénesis: se realizaron estudios en ratones, con dosis orales de 0,1; 0,5 o 2,0 mg/kg/día, se observó un aumento en la incidencia de adenomas glandular de Hardenian en hembras y machos en todos los grupos tratados con dosis a 0,002 veces la dosis intravenosa humana de 4 mg en comparación con la superficie corporal relativa. En ratas se administró dosis de 0,1; 0,5 o 2,0 mg/kg/día; no se observó incidencia de tumores con dosis a 0,2 veces la dosis intravenosa humana de 4 mg en comparación con la superficie corporal relativa. Mutagénesis: El Ácido Zoledrónico no fue mutagénico en los ensayos de mutagenecidad realizados. Teratogénesis: El Ácido Zoledrónico es teratogénico en ratas en dosis subcutáneas 0,2 mg/kg. No se observó teratogenecidad ni genotoxicidad en los conejos, pero sí toxicidad materna. Disminución de la fertilidad: El Ácido Zoledrónico fue administrado a ratas hembras por vías subcutáneas en dosis de 0,1; 0,3 o 0,1 mg/kg/día, comenzando 15 días antes del apareamiento y continuando durante la gestación. Se observó en el grupo de dosis altas: disminución de la ovulación y del número de ratas preñadas. Efectos observados en las dosis medias y en las dosis altas incluyeron un aumento en la pérdida de preimplantaciones y una disminución en el número de implantaciones y vidas fetales. Embarazo: Como no se tiene suficiente experiencia de uso durante el embarazo humano, el Ácido Zoledrónico no debe administrarse durante este período a menos que los beneficios para la madre superen los riesgos para el feto. Lactancia: Como no se sabe si el Ácido Zoledrónico es excretado por la leche materna, no debe ser administrado a mujeres que amamantan. Cabe señalar, sin embargo, que los bifosfonatos no sólo se absorben poco a partir del tracto gastrointestinal sino que además, cuando se excretan en la leche, lo hacen formando un complejo bifosfonato-calcio que no se absorbe. Uso en pediatría: La seguridad y eficacia del Ácido Zoledrónico no han sido establecidas en esta población. Uso en geriatría: en estudios con Ácido Zoledrónico en hipercalcemia inducida por tumor sobre 34 pacientes de 65 años o más, no se observaron diferencias significativas entre las respuestas o reacciones adversas de pacientes geriátricos y pacientes jóvenes. Sin embargo, debido a que en pacientes geriátricos es mayor la frecuencia de disminución de las funciones hepáticas, renal y cardiaca y concomitantemente otras enfermedades y terapias, la droga debe ser administrada con precaución.