GASTROSEDOL PLUS - Precauciones

Es conveniente descartar la existencia de neoplasias gástricas antes de administrar GASTROSEDOL PLUS, pues la sintomatología de ellas puede ser enmascarada por la medicación. En caso de insuficiencia renal, las dosis deben ser adaptadas al clearance de creatinina existente. Como la domperidona presenta un extenso metabolismo hepático, GASTROSEDOL PLUS no debería ser administrado a pacientes con insuficiencia hepática. Existen informes aislados que sugieren que la ranitidina puede precipitar las crisis de porfiria en pacientes con porfiria aguda. Debe evitarse la administración de GASTROSEDOL PLUS en pacientes con esta enfermedad. Embarazo: no existe experiencia en mujeres embarazadas con la asociación de ranitidina y domperidona. GASTROSEDOL PLUS no debe ser administrado durante el embarazo, salvo que sea claramente necesario y que los beneficios para la madre superen los riesgos potenciales para el feto. Lactancia: la ranitidina y la domperidona son eliminadas en la leche materna. GASTROSEDOL PLUS no debe ser administrado durante la lactancia, salvo que sea claramente necesario y se decida suspender la lactación. Uso pediátrico: no se dispone de estudios sobre la seguridad y eficacia de la ranitidina en niños menores de 12 años de edad. La sobredosis de domperidona en niños pequeños puede ocasionar síntomas extrapiramidales. Por lo tanto, GASTROSEDOL PLUS no debe ser administrado a niños menores de 12 años o que pesan menos de 35kg.