GADOLAX® - Precauciones

Administrar GADOLAX® con precaución en pacientes con insuficiencia renal leve o moderada, alteración electrolítica preexistente, ancianos, debilitados, enfermedad cardíaca, pacientes con dietas bajas en sodio o pacientes colostomizados. Dado que GADOLAX® contiene sales de fosfato, en aquellos pacientes susceptibles, puede incrementar el riesgo de aparición de hiperfosfatemia, hipocalcemia, hipernatremia y acidosis. Es recomendable realizar controles clínicos y de laboratorio en los pacientes suceptibles a la hiperfosfatemia. Interacciones medicamentosas: No administrar simultáneamente con sales de aluminio, calcio y magnesio. Administrar con precaución en pacientes que consuman bloqueantes de los canales de calcio, diuréticos, litio o cualquier medicación que pueda afectar los niveles de electrolitos. Durante la administración de GADOLAX® la absorción de medicamentos desde el tracto gastrointestinal puede enlentecerse o incluso bloquearse completamente. La eficacia de algunos medicamentos puede verse disminuida o anulada (anticonceptivos orales, antiepilépticos, antidiabéticos, antibióticos). Embarazo y lactancia: no se cuenta con datos adecuados para evaluar los posibles efectos tóxicos sobre el feto o la posibilidad de malformaciones, solo debería administrarse si los beneficios para la madre superan los riesgos potenciales para el feto.