FOSTIMON - Advertencias

FSH (FOSTIMON) y hCG se deben administrar con precaución y con un régimen posológico adecuado a fin de evitar la hiperestimulación ovárica y los embarazos múltiples. La paciente deberá someterse a un examen endócrinológico y clínico al menos cada dos días durante todo el tratamiento y durante las dos semanas posteriores. Una reacción excesiva de los niveles de estrógenos causada por FSH en general no produce ningún síntoma de hiperestimulación. Sólo después de la administración de hCG se puede presentar hiperestimulación (ver Dosificación y Contraindicaciones). Los signos clínicos de hiperestimulación ovárica leve son: dolor abdominal o tensión abdominal con agrandamiento ovárico. En los casos moderados a graves ( < 1%) los signos clínicos son: súbita y marcada hipertrofia ovárica, ascitis con o sin derrame pleural y trastornos hemodinámicos, ruptura de los quistes ováricos seguida por peritonitis. Los síntomas de hiperestimulación generalmente se presentan 1 a 2 semanas después de la administración de la hCG. Por esta razón la paciente debe ser controlada durante 2 semanas como mínimo luego de la última inyección. Sin embargo, si se presentaran síntomas de dolor 3 semanas o más después de finalizar el tratamiento, el origen se puede asociar a un aborto inminente o a un embarazo ectópico. En caso de hiperestimulación leve, es suficiente con realizar un cuidadoso examen de la paciente. No obstante, en caso de ascitis o complicaciones graves, se deberá internar a la paciente y se la deberá someter a un control del nivel de electrólitos y a un control hemodinámico. En los casos graves, que rara vez se presentan, el síndrome de hiperestimulación ovárica con hipertrofia ovárica aguda puede estar acompañado por acumulación de líquidos en el abdomen y tórax, así como por complicaciones tromboembólicas graves. En los casos raros pueden no estar relacionados con un síndrome de hiperestimulación ovárica. Las mujeres que realizan un tratamiento de superovulación tienen un mayor riesgo de desarrollar hiperestimulación debido a la respuesta excesiva de los estrógenos o al desarrollo de múltiples folículos. Mediante la aspiración de todos los folículos antes de la ovulación se puede reducir el riesgo de hiperestimulación. Existe muy poco riesgo de hiperestimulación si se sigue el régimen posológico recomendado y se toman las precauciones necesarias. Antes de administrar un tratamiento con gonadotrofinas, la paciente debe ser informada de que éste puede aumentar el riesgo de embarazo múltiple o aborto espontáneo. No obstante, no hay evidencias de mayor riesgo de malformación fetal en comparación con los nacimientos de los embarazos normales. Cuando se administre FOSTIMON a pacientes con intolerancia a la lactosa, es importante tener en cuenta que FOSTIMON contiene lactosa en su formulación. Embarazo: categoría X. Este fármaco está contraindicado en las mujeres embarazadas. Los experimentos realizados en seres humanos y animales demostraron que existe riesgo para el feto: además, los riesgos de la administración de FOSTIMON a mujeres embarazadas son superiores a los posibles beneficios. Lactancia: se desconoce si la FSH se excreta a través de la leche materna o el efecto que puede causar en los lactantes. Por lo tanto, este fármaco está contraindicado en las mujeres que están amamantando. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción: no se han informado interacciones clínicamente significativas con el uso de FOSTIMON. El tratamiento concomitante con FOSTIMON y citrato de clomifeno puede aumentar la respuesta folicular, mientras que cuando se utiliza un agonista de la GnRH puede ser necesario aumentar la dosis de FOSTIMON para obtener una respuesta ovárica adecuada. No se han informado interacciones medicamentosas. No se debe mezclar FOSTIMON con otros fármacos en la misma jeringa.