FORMOVENT® - Dosificación

Tratamiento de mantenimiento para el asma: Adultos y niños mayores de 6 años: la dosis usual es la inhalación del contenido de 1 cápsula de 12 mcg cada 12 horas. La dosis diaria total de Formovent® Cápsulas para inhalar no debe exceder de una cápsula 2 veces al día (dosis diaria total de 24 mcg). No se recomiendan administraciones más frecuentes ni mayor cantidad de inhalaciones. Si se presentan síntomas entre las dosis, debe utilizarse un agonista beta2 por vía inhalatoria de corta acción para un alivio inmediato de los mismos. Si un régimen de dosis previamente efectivo no genera la respuesta habitual, se debe consultar inmediatamente al médico, ya que esto significa, frecuentemente, un signo de desestabilización del asma. En estas circunstancias debe reevaluarse el régimen terapéutico y deben considerarse otras opciones terapéuticas tales como corticoides sistémicos o inhalados. Prevención del broncoespasmo inducido por ejercicio: Adultos y niños mayores de 6 años: la dosis habitual es la inhalación del contenido de 1 cápsula de 12 mcg al menos 15 minutos antes del ejercico administrados según sea necesario. Cuando se usa intermitentemente en forma preventiva, la protección puede durar hasta 12 horas. No deben utilizarse dosis adicionales de Formovent® Cápsulas para inhalar por 12 horas después de la administración de esta droga. No se ha estudiado un régimen de 2 dosis diarias, en forma regular en la prevención del broncoespasmo inducido por el ejercicio. Los pacientes que estén recibiendo Formovent® Cápsulas para inhalar 2 veces al día para el tratamiento de mantenimiento para el asma, no deben usar dosis adicionales para prevenir el broncoespasmo inducido por el ejercicio y pueden requerir un broncodilatador de acción corta. Tratamiento de mantenimiento para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica: La dosis usual es la inhalación del contenido de una cápsula de 12 mcg cada 12 horas. No se recomienda una dosis diaria total mayor a 24 mcg. Si un régimen de dosis previamente efectivo no genera la respuesta habitual, se debe consultar inmediatamente al médico, ya que esto significa, frecuentemente, un signo de desestabilización de la enfermedad obstructiva crónica. En estas circunstancias debe reevaluarse el régimen terapéutico, y deben considerarse otras opciones terapéuticas.