FENDIBINA® - Dosificación

Comprimidos recubiertos: adultos: tratamiento de la úlcera gástrica y duodenal activas: 150mg dos veces al día. En aquellos pacientes en los que resulta importante administrar una dosis cómoda, se pueden administrar como alternativa 300mg una vez por día después de la cena o al acostarse. En caso de ser necesario, se deberán administrar antiácidos para calmar el dolor. En la mayoría de los pacientes la cicatrización de la úlcera duodenal se logra dentro de las 4 semanas. Los estudios disponibles hasta la fecha no han evaluado la seguridad de ranitidina en la úlcera de duodeno no complica durante los períodos superiores a las 8 semanas. La curación de la úlcera gástrica se logra en la mayoría de los pacientes durante las 6 semanas. Los estudios disponibles hasta la fecha no han evaluado la seguridad de ranitidina en la úlcera gástrica no complicada durante períodos superiores a las 6 semanas. Estados de hipersecreción patológica (síndrome de Zollinger-Ellison): 150mg tres veces por día. Puede ser necesario administrar dosis de 150mg con mayor frecuencia. En pacientes con enfermedad severa se han administrado dosis de hasta 6g por día. ERGE: 150mg dos veces al día o 300mg al acostarse. El alivio sintomático normalmente se produce al cabo de 24 horas de iniciado el tratamiento. La duración del tratamiento recomendada es de 8 semanas, pudiéndose extender a 12 semanas si es necesario. Profilaxis de la hemorragia recurrente en pacientes con úlcera péptica sangrante: 150mg dos veces al día pueden sustituir al tratamiento inyectable una vez lograda la tolerancia oral, en pacientes en los que persiste el riesgo de hemorragia. Pacientes con riesgo de aspiración ácida: una dosis oral de 150mg puede administrarse 2 horas antes de la inducción de la anestesia general y si es posible, 150mg la noche anterior. Alternativamente podrá utilizarse la vía parenteral. Ajuste de la dosis para pacientes con alternación de la función renal: pacientes con clearance de creatinina < 50ml/min: 150mg cada 24 horas. Si el estado del paciente así lo requiere, se podrá aumentar la frecuencia de la dosis y administrarse cada 12 horas e incluso con un intervalo menor teniendo precaución. Inyectable: adultos: ranitidina inyectable puede administrarse, ya sea como una inyección endovenosa lenta, en un período de por lo menos dos minutos de 50mg, después de la dilución a un volumen de dosis de 20ml, que puede ser repetida cada 6 u 8 horas; o como un infusión intermitente por la misma vía, de 25ml/hora durante 2 horas, que puede ser repetida cada 6 u 8 horas; o como una inyección intramuscular de 50mg cada 6-8 horas. En la profilaxis de hemorragias digestivas altas, debidas a úlceras por estrés en pacientes seriamente enfermos, se recomienda una dosis inicial 50mg de ranitidina de inyección intravenosa lenta seguida por una infusión intravenosa continua de 0,125-0,250mg/kg/h. En la profilaxis de la hemorragia digestiva en pacientes enfermos con úlcera por stress, o en aquellos que presentan úlceras pépticas que sangran en forma recurrente, la administración parenteral puede ser mantenida hasta que se inicie la alimentación oral. Si se estima que el riesgo de hemorragia todavía persiste, el tratamiento puede continuarse con FENDIBINA® Comprimido recubierto 150mg dos veces por día. En los pacientes donde exista el riesgo de que se presente el síndrome de aspiración ácido, síndrome de Mendelson, una inyección de 50mg de FENDIBINA® puede administrarse por vía intramuscular o endovenosa lenta, 45 a 60 minutos antes de la inducción de la anestesia general. Niños: la utilización de ranitidina inyectable en niños no ha sido evaluada. Insuficiencia renal: en pacientes con insuficiencia renal severa (clearance de creatinina menor de 50ml/min), puede observarse elevación de la concentración de ranitidina en plasma. Se recomienda en estos pacientes que FENDIBINA® Inyectable se administre en dosis de 25mg.