FENDIBINA® - Advertencias

Ranitidina no debe ser utilizada para corregir dispepsias, gastritis ni molestias menores. Se debe tener precaución en pacientes con enfermedad hepática preexistente. Tratamiento de mantenimiento: la administración con fines profilácticos de 150mg de ranitidina al acostarse puede ser útil en pacientes que han tenido buena respuesta al tratamiento a corto plazo de la úlcera péptica activa, especialmente en aquellos con tendencia a la recidiva. No se han realizado estudios comparativos controlados con placebo durante períodos superiores a 1 año para la terapia de mantenimiento. La dosificación debe reducirse en pacientes con disfunción renal avanzada: 150mg por la noche durante 4 a 8 semanas, debido a que ranitidina se excreta por el riñón, asimismo la dosis debe reducirse de acuerdo con la depuración de creatinina. Se han informado raramente casos de bradicardia que ocurrieron luego de la administración endovenosa rápida de ranitidina. Esta situación se produjo usualmente en pacientes con factores predisponentes a alteraciones del ritmo cardíaco. Por lo tanto, es aconsejable no exceder la velocidad de infusión recomendada. La ranitidina es extraíble por hemodiálisis.