Prospecto ERROLON

Composición
Cada comprimido contiene: Furosemida 40 mg. Excipientes: Cellactose 80, Croscaramelosa sódica, Acido silícico coloidal, Magnesio estearato, c.s.
Farmacología
Acción farmacológica: Furosemida inhibe la absorción de los iones sodio y cloro, no solo a nivel de los túbulos proximal y distal, sino también a nivel del asa de Henle. Su alto grado de eficacia se debe, en gran medida, a este sitio de acción particular. En el túbulo distal, la acción es independiente de cualquier efecto inhibitorio sobre la anhidrasa carbónica o la aldosterona. La diuresis se manifiesta una hora después de la administración oral; el efecto diurético máximo se produce entre la primera a segunda hora y la duración del efecto se prolonga por un lapso de 6 a 8 horas. Farmacocinética: La Furosemida se une extensamente a las proteínas plasmáticas, principalmente a la albúmina. El único producto de su biotransformación sería el derivado glucurónido. Las concentraciones plasmáticas pico aumentan a medida que aumenta la dosis, pero el tiempo transcurrido hasta alcanzarlas no varía entre distintas dosis. La vida media de eliminación terminal es de aproximadamente 2 horas.
Indicaciones
Tratamiento del edema asociado con insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática y enfermedad renal - incluso síndrome nefrótico - y tratamiento de la hipertensión.
Dosificación
Dado que se trata de un diurético potente, que si se administra en dosis excesivas puede provocar una diuresis forzada con depleción de agua y electrólitos, se requiere una cuidadosa vigilancia y ajuste de la dosis según las necesidades del paciente. Adultos Edema: La dosis inicial habitual es de 20 a 80 mg/día, administrada en una dosis oral única. En administración oral se observa una diuresis rápida. Sin embargo, si la respuesta diurética no fuera la adecuada, se administrará una segunda dosis 6 a 8 horas después. Si la respuesta aún no fuera satisfactoria, se aumentará la dosis 20 a 40 mg, no antes de las 6-8 horas de la dosis anterior, hasta lograr la diuresis deseada. Esta dosis total deberá ser administrada una o dos veces diarias. La dosis puede ser de hasta 600 mg/día en edemas severos. El control del edema puede lograrse con mayor eficacia mediante un plan de dosis intermitentes. Se administrarán durante 2 a 4 días consecutivos por semana. Cuando la dosis exceda los 80 mg/día, se recomienda efectuar controles clínicos y de laboratorio. Hipertensión: La dosis inicial habitual es de 40 mg/día. Esta dosis puede ajustarse según la respuesta. Si el paciente no responde, se debe agregar otro agente antihipertensivo. Cuando se estén utilizando otros agentes antihipertensivos y se agregue Furosemida al régimen terapéutico, se recomienda reducir a la mitad la dosis de aquellos para evitar una caída brusca de la tensión arterial. Uso pediátrico La dosis inicial habitual es de 2 mg/kg de peso. Si la diuresis no fuera satisfactoria, la dosis puede ser aumentada en 1-2 mg/kg, transcurridas 6 a 8 horas. No se recomiendan dosis mayores a 6 mg/kg.
Contraindicaciones
Pacientes con hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula. Pacientes con anuria.
Reacciones adversas
Gastrointestinales: anorexia, irritación oral y gástrica, náuseas, vómitos, cólicos, diarrea, constipación, ictericia colestática intrahepática, pancreatitis. Sistema nervioso central: mareos, vértigo, cefalea, xantopsia, visión borrosa, tinnitus, pérdida de la audición. Hematológicas: anemia, leucopenia, trombocitosis, y raramente agranulocitosis y anemia aplásica. Dermatológicas: púrpura, fotosensibilidad, urticaria, angiítis necrotizante, dermatitis exfoliativa, prurito, eritema multiforme. Cardiovasculares: tromboflebitis e hipotensión ortostática. Otras: hiperglucemia, glucosuria, hiperuricemia, espasmos musculares, debilidad, inquietud, espasmo de la vejiga urinaria. Puede haber un aumento del nitrógeno ureico sanguíneo y disminución de los niveles de calcio, potasio, magnesio y sodio.
Precauciones
La diuresis excesiva puede causar deshidratación y disminución del volumen sanguíneo con colapso circulatorio juntamente con la posibilidad de trombosis y embolia vascular, especialmente en pacientes mayores. Durante el tratamiento puede producirse depleción electrolítica, en particular en los pacientes tratados con dosis altas y con restricción de sal. Durante los primeros meses de tratamiento deben efectuarse controles periódicos de los electrólitos, del dióxido de carbono y del nitrógeno ureico sanguíneo, de ser necesario, debe suspenderse la administración del medicamento. Se han comunicado algunos casos de tétanos. Los niveles plasmáticos de calcio pueden bajar, por lo cual es necesario controlarlos periódicamente. En todos los pacientes tratados con ERROLON debe controlarse la posible aparición de signos y síntomas de depleción de líquidos y electrólitos (sequedad de la boca, sed, debilidad, letargo, somnolencia, dolores o calambres musculares, fatiga muscular, hipotensión, oliguria, taquicardia, arritmias y malestar gastrointestinal). En algunos casos se ha observado intolerancia a la glucosa. Puede aparecer hiperuricemia, aunque raramente se ha detectado gota. Los pacientes alérgicos a las sulfonamidas también pueden serlo a la Furosemida. Existe la posibilidad de exacerbación o activación de lupus sistémico.
Advertencias
En pacientes con cirrosis hepática y ascitis, el tratamiento con ERROLON debe ser iniciado preferentemente en el ámbito hospitalario. En los casos de coma hepático y en estados de depleción electrolítica, no debe iniciarse el tratamiento hasta que la condición basal haya mejorado. Las alteraciones repentinas del balance electrolítico pueden precipitar un coma hepático en pacientes con cirrosis, lo cual implica una cuidadosa vigilancia del paciente durante el período de diuresis. El cloruro de potasio y los antagonistas de la aldosterona son eficaces en la prevención de la hipopotasemia y la alcalosis metabólica. Si durante el tratamiento de una enfermedad renal progresiva severa se incrementara la azoemia y la oliguria, deberá interrumpirse el tratamiento con ERROLON. Los pacientes deben ser controlados periódicamente por la posible aparición de discrasias sanguíneas, daño hepático u otras reacciones idiosincráticas. Se han informado casos de tinnitus y deterioro de la audición, reversible o no. Esta ototoxicidad ha sido asociada con una insuficiencia renal severa, la administración de dosis elevadas y el uso concomitante de otras sustancias ototóxicas. Si el médico tratante prescribe dosis altas, se recomienda administrar ERROLON en una perfusión endovenosa que supere los 4 mg/min.
Interacciones
ERROLON puede aumentar el efecto terapéutico de otras drogas antihipertensivas. Con el uso de Furosemida se ha observado aumento del potencial oto y nefrotóxico de los aminoglucósidos. ERROLON no debe ser usado conjuntamente con ácido etacrínico debido al riesgo de ototoxicidad. ERROLON antagoniza el efecto relajante muscular de la tubocuranina e incrementa la potencia de la succinilcolina. Se ha observado que la Furosemida disminuye la respuesta arterial a la norepinefrina. El empleo concomitante de sucralfato o indometacina reduce la acción natriurética y antihipertensiva de la Furosemida. Puede aumentar la posibilidad de toxicidad por digital asociada con hipopotasemia. La coadministración de ERROLON con cefaloridina y cefalotina aumenta el riesgo de nefrotoxicidad. Durante el tratamiento con ERROLON es necesario ajustar la dosis de los hipoglucemiantes y de la medicación antigotosa. La terapia concomitante con corticoides o ACTH puede potenciar el desequilibrio electrolítico. La disminución de la excreción renal de salicilatos implica riesgo de intoxicación. Una hipotensión ortostática por ERROLON puede potenciarse con la ingesta concomitante de alcohol, barbitúricos o narcóticos. Carcinogénesis - Mutagénesis - Trastornos de la Fertilidad: Se ha observado un leve incremento en la incidencia de tumores mamarios en ratones hembras tratados con 17,5 veces la dosis máxima en humanos. La Furosemida carece de actividad mutagénica. La Furosemida no alteró la fertilidad de ratas hembras y machos tratados con dosis de 100 mg/kg/día. Embarazo No se ha establecido la seguridad del uso de Furosemida durante el embarazo, por lo tanto ERROLON solo puede usarse si los beneficios superan los riesgos potenciales. Lactancia Dado que la Furosemida se excreta en la leche, las mujeres en período de lactancia no deben amamantar durante el tratamiento con ERROLON.
Conservación
Conservar en lugar fresco y seco, a temperatura inferior a 30°C.
Sobredosificación
Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al Hospital más cercano o comunicarse con los siguientes Centros de Toxicología: Hospital de Pediatría Ricardo Gutiérrez: (011) 4962-6666 / 2247. Hospital A. Posadas: (011) 4654-6648 / 4658-7777.
Información al paciente
Este medicamento ha sido prescripto para su problema médico actual. No lo recomiende a otras personas.
Presentación
ERROLON: Envases con 50 comprimidos.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Su dirección de email no sera publicada. Los campos marcados son requeridos. *